Foto: EFE (Referencial)
Al menos 61 personas han muerto por las inundaciones registradas durante los últimos dos días a causa de las fuertes lluvias en el este de Afganistán, informaron hoy fuentes oficiales a la agencia de noticias AIP.

El portavoz de la provincia de Kapisa, Abdul Aleem Ayaar, explicó que las lluvias torrenciales arrasaron tierras cultivables y acabaron con la vida de 31 personas, además de dejar heridas a otras 17.

En la cercana provincia de Laghman, diez cadáveres han sido recuperados y otras veinte personas han desaparecido a causa de las inundaciones en las zonas de Dolat Shah y Alishang, según el portavoz del gobernador provincial, Mohamed Gul Hamdard.

Otras provincias afectadas fueron las orientales Nangarhar, Nuristán y Kunar.

Las precarias infraestructuras y viviendas de Afganistán, especialmente en las zonas más remotas, hacen que las inundaciones se cobren la vida de un gran número de personas cuando las lluvias son abundantes.

-EFE-