La violencia en Oriente Medio y la crisis económica parecen haber provocado una intensificación de los actos antisemitas en Europa, según un informe presentado hoy por la Agencia Europea para los Derechos Fundamentales (FRA).

"Las investigaciones de la Agencia muestran que durante 2007 y casi todo 2008 los incidentes antisemitas declinaron en la Unión Europea (UE), pero hubo un nuevo crecimiento desde diciembre", destacó el director de la FRA, Morten Kjaerum, en un comunicado difundido en Viena.

"Este reciente resurgimiento de incidentes antisemitas es causa de gran preocupación. Si bien es demasiado temprano para sacar conclusiones, hay indicios de que este aumento pudo haberse debido parcialmente a la situación en Oriente Medio, así como a la crisis financiera global", advirtió.

El informe anual sobre antisemitismo publicado hoy resalta que muchos países miembros no cuentan aún con estadísticas o datos fiables para poder hacer un seguimiento y comparaciones serias sobre la discriminación hacia los judíos, y que la agencia debe recurrir a casos que reportan diversas organizaciones civiles o la prensa.

En base a los datos recolectados de esta manera, "en algunos países las tendencias estadísticas nos permiten discernir un impacto de los desarrollos políticos en Oriente Medio sobre la actividad antisemita", se señala en el documento.

Así, hubo un aumento de los incidentes contra los judíos durante la guerra entre el Líbano e Israel en el verano de 2006.

Desde el inicio de las hostilidades en Gaza en diciembre pasado se informó de varios incidentes, a veces con violencia, contra judíos en Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Francia, Dinamarca, España, Suecia y Reino Unido.

Por otro lado, si bien desde 2000 se habla cada vez más de un "nuevo antisemitismo", caracterizado por la aversión a Israel como "colectivo judío" y perpetrado en primer lugar por ciudadanos musulmanes, la FRA estima que los viejos estereotipos no han cambiado, aunque sí los discursos de los políticos y la prensa.

Como ejemplo, el informe recuerda que, según un estudio de la Liga Anti-Difamación -cuyos resultados pudieron haber sido influenciados por el conflicto en Gaza- buena parte de los europeos -del 37% de los británicos al 64% de los españoles- dice creer que "los judíos son más leales a Israel que a su país".

Otros "perniciosos estereotipos" contra los judíos muy anclados en la población del Viejo Continente son ideas como que "los judíos tienen mucho poder en el mundo comercial" y de las finanzas, así como las acusaciones de hablar demasiado del Holocausto y de haber matado a Jesucristo. EFE