Un joven de nacionalidad colombiana fue asesinado de nueve balazos cuando realizaba compras junto a varios compatriotas en un local comercial situado en la periferia de la capital argentina, informaron fuentes policiales.

El hecho, de características "mafiosas", según los investigadores, ocurrió cuando el colombiano esperaba en la calle a otros compatriotas que habían ingresado a comprar productos náuticos en un comercio de la localidad de San Fernando, a unos 30 kilómetros al norte de Buenos Aires.

El colombiano, de apellido Ramírez, se encontraba junto a otras cuatro personas de la misma nacionalidad, entre ellas su padre y su hermano, cuando fue ejecutado por dos sicarios que le dispararon desde una motocicleta, señalaron las fuentes.

Dijeron que los sicarios llamaron a la víctima por su nombre y efectuaron entre 12 y 13 disparos antes de escaparse.

"No fue un robo. Lo fueron a matar", apuntaron las fuentes, y revelaron que, al parecer, los colombianos están de paseo en Buenos Aires, donde viven en un yate amarrado en la zona de Puerto Madero, en el sur de esta capital.

El caso quedó en manos del fiscal Diego Onoratti, quien ha cruzado información con su colega Diego Grau, a cargo de una causa que investiga el doble crimen de los colombianos Héctor Duque y Jorge Quintero, muertos a balazos en julio pasado en el estacionamiento de un centro comercial de Buenos Aires.

Los investigadores sospechan que este doble crimen está relacionado con el narcotráfico.

EFE