El astronauta José Hernández, hijo de mexicanos emigrados a EE.UU., dejó hoy la NASA por un puesto en la industria aeroespacial después de diez años trabajando para la agencia en distintos puestos.

En un comunicado, la NASA agradece el "talento y la dedicación" de Hernández, al que le desea "todo lo mejor en esa nueva fase de su carrera".

Hernández, nacido el 7 de agosto de 1962 en French Camp (California), se incorporó a la NASA en 2001 como ingeniero de investigación en materiales y ascendió un año después a jefe de la división de materiales y procesos.

En 2004 fue seleccionado como candidato a astronauta y en 2006 terminó el curso de preparación, tras lo cual fue asignado a una sección de apoyo para el lanzamiento y preparativos de aterrizaje de transbordadores en el Kennedy Space Center y después estuvo en otros puestos de control.

En 2009 participó en una misión -la 128- del Discovery, que fue la número 30 con destino a la Estación Espacial Internacional.

En esa ocasión, el Discovery realizó 217 órbitas de la Tierra, voló más de 5,7 millones de millas en 332 horas y 53 minutos y volvió a aterrizar en la Base Aérea Edwards, en California.

El último puesto de Hernández en la NASA fue en la oficina de asuntos legislativos e intergubernamentales. EFE