Obama habló sobre la muerte de Fidel Castro con un tono moderado, mientras que  Donald Trump lo calificó como un
Obama habló sobre la muerte de Fidel Castro con un tono moderado, mientras que Donald Trump lo calificó como un "brutal dictador". | Fuente: Chicago Tribune

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que la historia "registrará y juzgará el inmenso impacto" de la "singular figura" que fue el fallecido líder cubano Fidel Castro, en su primera reacción a su muerte.

En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama quiso extender "una mano de amistad al pueblo cubano" tras la muerte de Castro, quien falleció anoche a los 90 años. El presidente estadounidense reconoció que su muerte es, para los cubanos de la isla y de EE.UU., un momento de "emociones poderosas", de recordar "las innumerables formas" que en el líder de la revolución "alteró el curso de vidas individuales, familias y de la nación cubana".

"La historia registrará y juzgará el inmenso impacto de esta singular figura en las personas y el mundo a su alrededor", dijo el mandatario estadounidense. Según Obama, la relación entre EE.UU. y Cuba estuvo marcada durante casi décadas por "profundos desacuerdos políticos", pero durante su presidencia se ha "trabajado duro para dejar atrás el pasado" con el proceso de normalización bilateral y la restauración de las relaciones diplomáticas.

Obama con Raúl Castro durante su visita a Cuba.
Obama con Raúl Castro durante su visita a Cuba. | Fuente: EFE

Castro es una figura polémica. Fue el líder de la Revolución Cubana en la década del 50 y una figura estelar del comunismo y la Guerra Fría en el siglo XX. También fue un dictador que estuvo 47 años en el poder, desde 1959 hasta su renuncia en 2006. Sus defensores lo elogian por haber derrocado a Fulgencio Batista, su resistencia ante la hegemonía de EE.UU. en Latinoamérica, por el desarrollo del deporte, la medicina y la educación de su país. Sus críticos y los millones de cubanos que huyeron del país durante su régimen lo acusan por su totalitarismo, la opresión y persecución, los ataques a la libertad de expresión, las miles de ejecuciones que cometió de su régimen y por sumir a la isla en la pobreza y el retraso tecnológico.

Mejorar las relaciones. El objetivo de esa normalización es perseguir "un futuro en el que la relación entre nuestros dos países se defina no por nuestras diferencias, sino por las muchas cosas que compartimos como vecinos y amigos - vínculos de familia, cultura, comercio y una humanidad común", resumió Obama. Dentro de ese "compromiso", Obama destacó las contribuciones de los cubanoestadounidenses, que "han hecho tanto" por EE.UU. y "se preocupan profundamente por sus seres queridos en Cuba".

Al ofrecer sus condolencias a la familia de Fidel Castro y al pueblo cubano, Obama señaló que en los próximos días todos ellos "recordarán el pasado y también mirarán hacia el futuro". Mientras mira hacia ese futuro, "el pueblo cubano debe saber" que Estados Unidos es "su amigo y socio", concluyó.

En marzo pasado, Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Cuba en 88 años y durante su estancia en la isla se reunió con el presidente Raúl Castro, pero no con el fallecido Fidel. En octubr,e Obama emitió una directiva para tratar de sellar su política de apertura hacia Cuba y hacerla "irreversible", aunque su sucesor en la Casa Blanca a partir de enero, el republicano Donald Trump, prometió en la campaña dar marcha atrás en el acercamiento si no hay avances en los derechos y libertades en la isla. EFE

La visita de Obama a Cuba fue considerado un momento histórico que generó mucha expectativa en la isla.
La visita de Obama a Cuba fue considerado un momento histórico que generó mucha expectativa en la isla. | Fuente: EFE
Tras una escueta reacción inicial en Twitter, Trump llamó a Castro un
Tras una escueta reacción inicial en Twitter, Trump llamó a Castro un "brutal dictador". | Fuente: Getty