El presidente brasileño Jair Bolsonaro durante la Asamblea General anual de las Naciones Unidas. | Fuente: Foto: EFE

El presidente ultraderechista Jair Bolsonaro hizo una feroz defensa de la soberanía de Brasil este martes en su primer discurso en la ONU: negó que los incendios estén devastando la Amazonia y afirmó que la mayor selva tropical del mundo no es "un patrimonio de la humanidad" sino de su país.

"La Amazonia no está siendo devastada ni consumida por el fuego como dice mentirosamente la prensa", aseguró Bolsonaro en su discurso de más de 30 minutos -el doble de lo permitido- y que, como es tradición, fue el primero de la Asamblea General anual de las Naciones Unidas.

El presidente brasileño, quien asegura que existe una "psicosis ambiental" y defiende la explotación comercial en áreas de preservación ambiental e indígena, denunció que hay gobiernos extranjeros que utilizan a líderes indígenas como el cacique Raoni, de la tribu kayapó de la Amazonia, "para avanzar sus intereses económicos".

Sin mencionar a Francia o a su presidente, Emmanuel Macron, Bolsonaro deploró también que "otro país" basado en "las mentiras de la prensa (...) se portó de forma irrespetuosa y colonialista, atacando nuestra soberanía".

Macron propuso durante la reciente cumbre del G7 en Biarritz, Francia, conceder a la Amazonia un "estatuto internacional", una idea que indignó a Bolsonaro, que le acusó de querer restringir la soberanía de Brasil.

Durante la reunión del G7 se planteó también la idea de aplicar sanciones a Brasil por no proteger la Amazonia, recordó Bolsonaro. Esa fue "una propuesta absurda", afirmó, y agradeció al presidente estadounidense Donald Trump por haberla rechazado.

Macron respondió el martes que Bolsonaro no puede "negar la realidad". "Los incendios son una realidad, los científicos establecieron de manera objetiva y científica lo que está pasando en la selva amazónica", dijo Macron a periodistas.

"Yo nunca apoyaría a un dirigente que pone en duda los hechos científicos, los informes de expertos, que decide separarse de sus expertos cuando éstos no escriben lo que él quiere. Pienso que eso no es serio" ni "responsable", afirmó. La Amazonia "es de interés común lo queramos o no".

Ataque contra el cacique Raoni

"A veces algunos líderes indígenas, como el cacique Raoni, son usados por gobiernos extranjeros en su guerra de información para avanzar sus intereses económicos en la Amazonia", dijo Bolsonaro en referencia al jefe indígena nominado al Nobel de la Paz para 2020, y a quien Macron recibió tras el G7. "El monopolio del Raoni se acabó", aseguró.

"Bolsonaro nos trata hoy de animales de las cavernas y es irrespetuoso con nuestro gran jefe" Raoni, dijo el martes a periodistas en Nueva York Sonia Guajajara, coordinadora ejecutiva de la Coalición de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), que representa a 305 etnias.

"¡Nosotros no somos usados por nadie! Estamos respondiendo al llamado de la Madre Tierra", añadió la líder indígena, quien acusó a Bolsonaro de ser "el portavoz del agronegocio".

Guajajara precisó asimismo que la indígena xingú Ysani Kalapalo, invitada por Bolsonaro a la ONU, no representa a ninguna de las 16 tribus de su región, como señaló en una carta la Asociación Tierra Indígena Xingú.

El cacique Raoni dijo el lunes que Bolsonaro "está abriendo la Amazonia a un abanico de actores que están permitiendo su destrucción".

El mandatario dijo a los líderes mundiales que algunos insisten en tratar a los indígenas "como verdaderos hombres de las cavernas", impidiendo que exploten la riqueza de sus tierras, donde "existe una gran abundancia de oro, diamantes, uranio".

Y aseguró que no extenderá las áreas de protección indígenas de 14% a 20% del territorio brasileño, "como algunos jefes de Estado desean".

Años antes de ser electo, Bolsonaro, excapitán del ejército, lamentó que no se haya exterminado a los indígenas en Brasil.

AFP

¿Qué opinas?