Brasil moviliza Fuerza Aérea y Marina en búsqueda de avión de Air France

La Marina envió tres navíos patrulla para escudriñar enorme área del océano en la que podría haber caído la aeronave con 228 personas.
EFE

Las autoridades brasileñas movilizaron a la Marina y a la Fuerza Aérea para emprender la búsqueda del avión Airbus A330-200 de Air France que desapareció en el océano Atlántico con 228 personas a bordo, a mitad de camino entre Río de Janeiro y París.

La Marina brasileña envió tres navíos patrulla para escudriñar la enorme área del océano en la que podría haber caído la aeronave, comenzando la búsqueda a 565 kilómetros al norte de Natal, en el extremo nororiental del país y capital del estado de Río Grande do Norte.

En ese punto el avión hizo su último contacto con los controladores brasileños, a las 22.33 hora local del domingo (01.33 GMT del lunes), cuando informaron que ingresarían en el espacio aéreo de Senegal una hora más tarde.

La última posición conocida de la aeronave es la de latitud 00º26"59"sur y longitud 31º52"64" oeste, localizada a 421 millas náuticas u 800 kilómetros de Natal y cerca de la frontera del espacio aéreo de Senegal, desde donde el avión envió un mensaje automático a la compañía informando de una falla técnica.

Ese punto es el centro de la búsqueda para las siete aeronaves facilitadas hasta el momento por la Fuerza Aérea, que han partido de diferentes puntos de la geografía brasileña en dirección al archipiélago de Fernando de Noronha, que usarán como base.

Desde Salvador se envió un avión Bandeirante de patrulla marítima (P-95) y un helicóptero Blackhawk (H-60). De Mato Grosso do Sul (suroeste de Brasil) partieron una aeronave Bandeirante SR (SC-95) y una Amazonas (SC-105) de búsqueda y rescate.

De Río de Janeiro partió un helicóptero Super Puma (H-34) y una aeronave Hércules (C-130) en conjunto con un equipo del Esquadrón Aeroterrestre de Salvamento, unidad de elite para operaciones de búsqueda y rescate.

Además, una aeronave Hércules (C-130), que estaba volando hacia Europa a la altura de las Islas Canarias, recibió la orden de dar la vuelta para realizar el trayecto inverso del avión de Air France.

La Marina también entró en contacto vía satélite con cuatro navíos mercantes, Lexa Maersk, Jo Cedar, Ual Mtexas y Stolt Inspiration, que circulan por el área.

Además de estos cuatro, se intentará localizar otros navíos mercantes que tengan previsto cruzar el área posible del accidente para que puedan acelerar la búsqueda en coordinación con las autoridades brasileñas.

La aeronave había despegado la noche del domingo de Río de Janeiro con 216 pasajeros y doce tripulantes, entre los que se encontraban 58 ciudadanos de nacionalidad brasileña, según la lista divulgada por la empresa.

Además, viajaban 61 franceses, 26 alemanes, 9 chinos, 9 italianos, 5 británicos, 6 suizos, 5 libaneses, 4 húngaros, 3 eslovacos, 3 noruegos, 3 irlandeses, 2 estadounidenses, 2 españoles, 2 marroquíes y 2 polacos.

En el aeropuerto internacional Tom Jobim de Río de Janeiro se vivieron hoy momentos de intenso dolor entre los familiares de los desaparecidos, que acudieron para recabar de primera mano las informaciones facilitadas por la compañía aérea.

Todos ellos fueron dirigidos a una sala dispuesta en la terminal 1, donde recibieron atención por parte de los responsables de Air France y por un equipo de psicólogos.

Entre los pasajeros se encontraba el príncipe Pedro Luis de Orleans e Bragança, de 26 años, cuarto en la línea de sucesión de la corona brasileña, informaron hoy sus familiares.

Texto y foto: EFE