Calderón pide a EEUU detener venta de armas a narcotraficantes en México

El presidente Felipe Calderón calificó de ´terroristas´ a los responsables del ataque a un casino en Monterrey. Asimismo, exigió a Estados Unidos detener la venta ´criminal´ de armas.
Foto EFE/ Video: Gobierno Federal

El presidente de México, Felipe Calderón, calificó de terroristas a los autores del ataque al Casino Royale en Monterrey, Nuevo León, quienes dispararon y rociaron gasolina en el área del bingo, dejando más de 50 víctimas mortales.

México enfrenta a “verdaderos terroristas”

“No estamos hablando de un accidente sino de un homicidio brutal e incalificable. Estamos hablando de criminales que de manera artera, con premeditación, alevosía y ventaja llegaron al lugar, amagaron a las personas que allí se encontraban y prendieron fuego sin más a esas instalaciones; homicidas incendiarios y verdaderos terroristas sobre quienes debe caer todo el peso de la ley”, declaró.

Tras informar las medidas dispuestas por su gobierno para capturar a los terroristas, el presidente pidió a la ciudadanía que denuncie, así sea de manera anónima a los responsables de la tragedia. De igual modo, indicó que se ofrecerá una recompensa económica quien dé información certera que lleve a encontrar a los autores de la barbarie ocurrida el jueves 25 de agosto.

“Es evidente que no estamos enfrentando a delincuentes comunes. Estamos enfrentando a verdaderos terroristas que han rebasado todos los límites no solo de la ley sino del elemental sentido común y del respeto a la vida”, aseveró.

A EEUU: Cierren la venta criminal de armas

De igual modo, el presidente Calderón afirmó que México ya no puede ser la puerta de acceso ni tampoco pagar las consecuencias que la venta de droga en Estados Unidos genera.

“Parte de la tragedia que vivimos los mexicanos tiene que ver con el hecho de que estamos al lado del mayor consumidor de drogas del mundo y a la vez, del mayor vendedor de armas en el mundo, que paga miles y miles de millones de dólares cada año a los criminales para proveerlos de estupefacientes”, indicó.

“Esas decenas de miles de millones de dólares termina armando y organizando a los criminales y poniéndolos a sus servicio y en contra de  los ciudadanos. Es por eso que es mi deber hacer un llamado a la sociedad, al Congreso y al Gobierno de los Estados Unidos. Les pido que reflexionen acerca de la tragedia que estamos viviendo México y muchos países latinoamericanos a consecuencia en gran parte del consumo insaciable de drogas en el que participan millones y millones de norteamericanos”, declaró.

En tal sentido, manifestó que “los Estados Unidos deben colaborar también, cuando menos, para evitar que su trasiego, el de los dólares a México, genere esta violencia insufrible que no queremos los mexicanos”.

Agradeció el apoyo en inteligencia de Estados Unidos para capturar a criminales, pero sostuvo que es necesario que encuentren una “solución para arrebatarle las exorbitantes rentas económicas a los criminales que les genera el mercado negro de las drogas”.
 
Calderón pidió a Estados Unidos que “cierre de una vez la criminal venta de armas de alto poder y fusiles de asalto a los delincuentes que operan en México y que solo obedecen al lucro. Eso sí puede solucionarse”.

“Somos vecinos, somos aliados, somos amigos, pero también ustedes son responsables. Ese es mi mensaje”, puntualizó el mandatario, quien manifestó que se redoblarán los esfuerzos para enfrentar al narcotráfico.