El Ministerio de Salud de Chile confirmó en su último reporte que 33 personas han muerto a causa de la gripe A y que los contagiados ascienden a 10.491, de los cuales 564 permanecen graves.

Chile, al igual que los países del resto del mundo, informa los casos confirmados con diagnóstico de laboratorio y no con criterio clínico, precisó el análisis del Ministerio, que también explica que de los pacientes confirmados por laboratorio, un 5,4% ha requerido hospitalización.

Asimismo, informó que se ha observado un aumento de casos confirmados en los menores de 5 años, población en la que se concentra el 15% de los contagiados.

En la actualidad las personas en edad escolar, entre los 5 y 19 años, continúan siendo los más vulnerables al virus AH1N1, con el 46% de los casos.

Para hacer frente al aumento de la demanda por enfermedades respiratorias, el Ministerio de Salud dispuso por tercer fin de semana consecutivo la apertura extraordinaria de consultorios y Servicios de Atención Primaria de Urgencia (SAPU).

Además, en el resto del país se dispuso la apertura de un consultorio por municipio en aquellos que no tienen SAPU.

En su informe, el Ministerio dio cuenta de que el número total de camas públicas disponibles para ser utilizadas para infecciones respiratorias suman alrededor de 6.500, de las cuales 2.572 han sido reconvertidas para esta contingencia.

EFE