Chilenos piden plebiscito para nueva Constitución

La creación de una nueva carta magna, que sepulte definitivamente la de Augusto Pinochet, es uno de los pilares del programa de gobierno de Michelle Bachelet.

Políticos, artistas, sindicatos de trabajadores y estudiantes se reunieron ayer en la Plaza de la Constitución, frente a la sede presidencial chilena, para pedir un plebiscito que impulse una nueva Constitución a través de una Asamblea Constituyente (AC).

"Esta no es la única solución, pero es el primer paso, y es una respuesta a la crisis de confianza en Chile. Necesitamos una nueva Constitución, un nuevo pacto social y tenemos que hacerlo juntos", dijo a Efe el líder progresista y excandidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami.

Además, valoró que la manifestación se realice frente a La Moneda, sede del Ejecutivo, "que sea testigo de un proceso constituyente que parte desde las bases, la gente, lo social y la calle, junto con las autoridades y no en contra", pero si "siguen bloqueándola esto los va a desbordar", aseguró el expresidencial.

La Constitución chilena actual data de 1980, impuesta en plena dictadura militar por Pinochet (1973-1990), y sufrió sólo algunas modificaciones durante el Gobierno del socialista Ricardo Lagos (2000-2006).

Asimismo, la creación de una nueva carta magna, que sepulte definitivamente la de Augusto Pinochet, es uno de los pilares del programa de gobierno de Michelle Bachelet, que en distintas ocasiones ha sugerido que el mecanismo debe desarrollarse a través de las instituciones vigentes, con el Parlamento como eje.

La concentración de manifestantes, que fue organizada por la iniciativa Marca AC, reunió a cerca de mil personas en la céntrica plaza ubicada en la capital santiaguina.

La idea de la Asamblea Constituyente tomó forma durante las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2013, cuando sus gestores llamaron a marcar el voto no sólo en el nombre del candidato preferido, sino también con las letras AC.

Nunca se supo cuántos votos fueron marcados, pues al no ser una opción enmarcada en la elección, no se contaron.

EFE