Foto: AFP (Referencial)

El Gobierno chino lamentó hoy, domingo, los ataques de las fuerzas militares conjuntas contra Libia, después de que el país asiático se abstuviera de votar junto a Rusia en favor de esta decisión en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"China lamenta el ataque militar contra Libia", señaló en un comunicado publicado en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de China la portavoz de turno, Jiang Yu.

China, prosigue la declaración, nunca ha estado de acuerdo con recurrir a la violencia en sus relaciones internacionales, sino que respeta la soberanía, la independencia y la unidad territorial de los países.

"Esperamos que Libia pueda restaurar la estabilidad tan pronto como sea posible y evitar una escalada del conflicto armado que pueda derivar en un mayor número de víctimas civiles", concluye el escueto comunicado en la web de la cancillería.

Con estas palabras condenaba Pekín el ataque aéreo de la coalición de las fuerzas conjuntas de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra objetivos militares en Libia, donde el líder libio, Muamar el Gadafi, lleva semanas atacando a la población civil sublevada.

La intervención militar, llamada "Odisea del amanecer", ha causado al menos 48 muertos y 150 heridos, según medios locales.

El jueves pasado, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una zona de exclusión aérea sobre Libia para proteger a los civiles de los ataques liderados por Gadafi, con la abstención de, entre otros, China y Rusia.

Aunque el país asiático apoyó la decisión de la ONU para estabilizar la situación, agregó entonces que "tenía graves reservas con partes de la resolución", según palabras del representante permanente de China en la ONU, Li Baodong.

 

EFE