Foto: EFE
Al menos 18 guerrilleros de las FARC murieron en combates con la Policía colombiana en la localidad de San Miguel (sur), cerca de la frontera con Ecuador, donde el pasado 10 de septiembre murieron ocho policías en una emboscada rebelde, informaron a Efe fuentes de la institución.

El director de la Policía, general Óscar Naranjo, se desplaza a la zona junto al ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, para evaluar la situación y hacer un balance del operativo.

Los enfrentamientos ocurrieron en cercanías al río San Miguel, en el departamento de Putumayo, próximo a la frontera con Ecuador y los guerrilleros muertos pertenecen al frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Esa facción fue la misma que atacó el cuartel de Policía de la frontera el pasado 10 de septiembre, en el que murieron 8 policías.

La ONU condenó el pasado lunes la utilización de cilindros (de gas) para atacar los puestos de policía en San Miguel (Putumayo), la colocación de explosivos en el cadáver de uno de los policías fallecidos y la instalación de minas antipersonales durante su retirada e indicó que eso podría constituirse en un "crimen de guerra".

Ese organismo internacional también aseguró que en la primera mitad del mes de septiembre se han incrementado las hostilidades por parte de la guerrilla, lo que ha causado la muerte a por lo menos 56 personas y heridas a 52, entre policías, militares y guerrilleros.

EFE