Dos féretros que contenían los restos de un hombre y una mujer respectivamente fueron intercambiados y uno de ellos con el cadáver de un italiano que iba ser enterrado en Ostia fue transportado por avión a Casablanca, informa hoy el diario "Corriere della Sera".

El desatino se produjo ayer en el aeropuerto de Varese, donde los ataúdes fueron colocados uno al lado del otro en el espacio destinado a depósito de cadáveres.

Uno contenía el cadáver de un hombre de 75 años que murió de un ataque al corazón el martes pasado en Kenia y que esperaba ser transportado en un vuelo de Alitalia a Roma y el segundo los restos de una mujer marroquí que iba a ser repatriada a Marruecos.

Al darse cuenta de que el féretro del hombre había desaparecido, los funcionarios comprendieron que se había producido el cambio fatal y comunicaron el error a la torre de control.

Pero la súplica al vuelo de la Royal Air Maroc, que se encontraba a media hora de Casablanca, fue inútil. El piloto, a quien pidieron "cortésmente" el regreso a Milán, consideró que no podía retornar y siguió su rumbo hacia la capital marroquí.

El funeral del italiano que estaba previsto que se celebrara mañana en Ostia corre el riesgo de suspenderse, aseguran.

"No sabemos cuándo repatriarán el féretro" explicó Danilo Lorenzetti, titular de la agencia fúnebre.

Mientras, el ataúd de la mujer marroquí partirá hoy en el vuelo de la tarde a Casablanca.

 

EFE