Foto: EFE (archivo)
El cierre parcial del espacio aéreo de Escocia, Irlanda del Norte y la República de Irlanda por la amenaza de la nube de ceniza volcánica, ha provocado el caos y la confusión en los aeropuertos.

La columna de humo del volcán islandés Eyjafjallajökull volvió a obligar la cancelación de cientos de vuelos, después de que la Autoridad de la Aviación Civil anunció anoche el cierre del espacio controlado por Escocia e Irlanda del Norte a partir de las 06.00 GMT de hoy.

Desde esa hora, algunos vuelos han aterrizado en los aeropuertos de Glasgow (Escocia), Prestwick (costa oeste de Escocia) y Derry (Irlanda del Norte), mientras que, por contra, el espacio aéreo para acceder a Dublín, Belfast (Irlanda del Norte) y Edimburgo (Escocia) ha permanecido cerrado.

Precisamente, en el aeropuerto de Dublín reinó la confusión a primera hora de esta mañana con la llegada de varios pasajeros al aeródromo para posteriormente encontrarse con que su vuelo había sido cancelado.

Por contra, en los aeropuertos norirlandeses Belfast International y Belfast City, donde la restricción de vuelo no se introdujo hasta las 12.00 GMT de hoy, algunos viajeros ni siquiera se presentaron a tomar sus vuelos al no tener conciencia de que los servicios estaban operativos durante la primera parte de la jornada.

En Escocia, el aeropuerto de Iverness reabrió sus operaciones a partir de las 12.00 GMT, y el de Aberdeen ha registrado aterrizajes y despegues con normalidad durante la jornada.

El primer ministro escocés, Alex Salmond, culpó a la Autoridad de la Aviación Civil (CAA) por la confusión generada entre los pasajeros, al considerar "confuso" el comunicado emitido el martes por esta organización, en el que "se daba a entender que todo el espacio aéreo escocés permanecería cerrado debido al regreso de la nube de ceniza volcánica".

"Innecesariamente, se han cancelado algunos vuelos, particularmente en Edimburgo, por la vaguedad del comunicado de la CAA, algo que no puede volver a ocurrir", lamentó Salmond, que precisó que dicho organismo ya se había "disculpado".

Por su parte, la CAA indicó que "la situación continúa cambiante con lo que los pasajeros que planeen viajar hoy y mañana desde los aeropuertos en Escocia, Irlanda del Norte y Noroeste de Inglaterra y el suroeste de Inglaterra debería ponerse en contacto con las aerolíneas para comprobar que sus vuelos están operativos".

La última información procedente del Met Office (Oficina Meteorológica de Reino Unido) muestra que la nube continúa moviéndose hacia el sur y cambiando de forma, y añade que es poco probable que los aeropuertos del sureste de Inglaterra vayan a resultar afectados.

El pasado mes, la columna de ceniza del citado volcán islandés forzó el cierre de la mayor parte del espacio aéreo europeo durante casi una semana, un hecho sin precedentes.

La CAA volverá a evaluar las restricciones de vuelo después de las 17.00 GMT de esta tarde.EFE