China
El Gobierno surcoreano no tenía conocimiento de que este ciudadano se encontraba en Corea del Norte. | Fuente: EFE | Fotógrafo: EFE

Corea del Norte repatrió hoy a un ciudadano surcoreano que había accedido de forma ilegal al país desde China hace más de dos meses, informó el Ministerio de Unificación de Seúl, lo que supone la tercera devolución de este tipo en lo que va de año.

Las autoridades norcoreanas entregaron a las del Sur a un hombre de 48 años identificado por su apellido Lee a las 16.30 hora local (7.30 GMT) en la Aldea de la Tregua de Panmunjom ubicada en la línea fronteriza que divide a ambos países, confirmó a Efe una representante del Ministerio.

El régimen de Kim Jong-un comunicó a las autoridades surcoreanas que llevó a cabo la repatriación por motivos humanitarios.

El Gobierno surcoreano no tenía conocimiento de que este ciudadano se encontraba en Corea del Norte, según la representante de Unificación.

Lee habría accedido al país desde China a través del río Yalu a principios de septiembre, comunicaron las autoridades norcoreanas, aunque se desconocen los motivos que le llevaron a hacerlo.

Se trata de la tercera repatriación de ciudadanos surcoreanos en lo que va de año, lo que se interpreta como un gesto de distensión de Corea del Norte hacia el Sur, en un momento en que ambos gobiernos tratan de reconducir sus relaciones.

No obstante, Seúl aprovechó para exigir a Pyongyang que devuelva a otros tres surcoreanos que permanecen retenidos en el país comunista.

Éstos son el misionero Kim Jung-wook, condenado a cadena perpetua y trabajos forzados por los delitos de "subversión estatal y espionaje", y dos supuestos agentes de inteligencia surcoreanos que fueron arrestados el pasado mes de marzo.