COVID-19 en Alemania
Las personas hacen fila en un centro de pruebas de coronavirus (COVID-19), ya que la demanda ha aumentado después de que se permitió a los restaurantes y bares reabrir los asientos al aire libre que proporcionaron una prueba negativa, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19, en Berlín. | Fuente: AFP

El gobierno alemán reforzará los controles sobre los puestos que ofrecen test de antígenos gratuitos para COVID-19, necesarios para acceder a comercios o restauración, ante los fraudes en la facturación detectados en varios puntos del país.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, mantuvo una reunión telemática a primera hora de esta mañana con los responsables de los "Länder" -estados federados-, tras las investigaciones abiertas por varias fiscalías.

Los test de antígenos son gratuitos y la oferta de lugares donde hacérselos se ha multiplicado desde que, con la reapertura de terrazas, museos, comercios o piscinas al aire libre, debe presentarse uno negativo de menos de 24 horas antes de acceder a estos lugares.

Solo los ciudadanos inmunizados -un 43 % de la población recibió la primera dosis, pero solo un 17,6 % tiene la pauta completa- o quienes superaron la enfermedad están exentos de presentarlo.

Por cada prueba realizada perciben estos centros 18 euros de la sanidad pública -monto que Spahn analiza reducir a 10-. A la práctica hay escaso control sobre cuántos se practican, según se ha revelado.

Solo en Berlín hay más de mil puntos que los ofrecen. Pueden ser desde clubes ahora cerrados a pequeños comercios, bares e incluso en los accesos a las piscinas públicas o iglesias, así como equipos móviles apostados en plazas o parques.

El equipamiento es muy simple y su personal recibe una rápida formación. En la mayoría de los casos no se precisa cita previa y los resultados se transmiten al celular del ciudadano a los diez o veinte minutos.

Cautela, pese a la baja incidencia

"Una estafa es una estafa", alertó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, respecto a los abusos detectados. Cada denuncia será investigada, advirtió la fuente gubernamental, y penada como corresponde, de confirmarse el delito.

Las dudas respecto a los test para COVID-19 siguen a los escándalos por el cobro de comisiones por negociar con mascarillas que precipitó la dimisión de varios parlamentarios del Bundestag (Parlamento federal).

Seibert recordó, sin embargo, que ello no debe llevar a un cuestionamiento de los test de antígenos, una pieza clave en la desescalada alemana, lo mismo que la vacunación contra la COVID-19  acelerada de la población.

En junio se suprimirá el orden de prioridades -de hecho, se levantó ya en algunos "Länder"-, de modo que todos los adultos podrá pedir su cita para vacunarse, independientemente de su edad, profesión o grado de vulnerabilidad. A partir del día 7 podrán pedirlo también los menores de entre 12 y 16 años.

La incidencia se sitúa ahora en los 35 casos semanales por 100 000 habitantes -el pico máximo se dio en diciembre, con 197,6 casos en siete días-. Desde el domingo no hay ningún "Land" que supere los 50 casos.

Seibert recordó que hace un año la incidencia en Alemania era de 2 o 4 casos. No se considera que pueda dispararse como ocurrió entonces al aliviarse las restricciones, pero hay que mantener la cautela, dijo, por las variantes más agresivas de la covid.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST


"Espacio Vital": Está comprobado que las personas que tuvieron coronavirus pueden reinfectarse tiempo después. ¿Cuánto dura la inmunidad tras el primer contagio? El Dr. Elmer Huerta nos aclara la duda.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.