URUGUAY CRUCERO CORONAVIRUS
Más de 200 personas a bordo del buque dieron positivo a la COVID-19. | Fuente: AFP/Referencial

Más de 60 pasajeros del crucero australiano Greg Mortimer, fondeado en aguas uruguayas, tienen coronavirus, confirmaron este lunes fuentes oficiales a la AFP. 

"Por lo menos 60" de las más de 200 personas a bordo del buque dieron positivo a la COVID-19, dijo una fuente del Ministerio de Salud Pública. Hasta ahora, el gobierno permitió descender a seis pasajeros con "riesgo de vida", pero el resto de los pasajeros y tripulación siguen varados en el barco anclado a 20 km del puerto de Montevideo. 

Según el diario 'El Observador', médicos y enfermeros del Centro de Asistencia del Sindicato Médico del Uruguay (Casmu, una mutua de salud) y del Hospital Británico han subido durante el fin de semana a bordo del 'Greg Mortimer' para atender a los pasajeros y a la tripulación, en coordinación con la Cancillería, el Ministerio de Salud Pública, la Prefectura y la Armada.

En base a los análisis realizados a los pasajeros por técnicos del laboratorio químico de la Armada, el Gobierno estima que alrededor de 60 de las personas a bordo tienen COVID-19.

Tres pasajeros, dos filipinos de aproximadamente 40 años y un australiano de 77, fueron evacuados este domingo tras presentar problemas respiratorios relacionados con coronavirus, mientras que otros tres más fueron evacuados en días anteriores, una británica y dos australianos.

El crucero, que se encuentra fondeado a unos 20 kilómetros de Montevideo, partió del puerto argentino de Ushuaia y su destino final era Las Palmas, en España. A bordo viajan 132 pasajeros y 85 tripulantes. Las autoridades uruguayas han rechazado el desembarco de los pasajeros, pero se han comprometido a brindarles la atención médica necesaria. Según 'El Observador', las personas infectadas no están aisladas en la embarcación.

El ministro de Exteriores, Ernesto Talvi, ha explicado al diario 'Subrayado' que, dado que "la mayoría de los tripulantes son de nacionalidad australiana y neozelandesa", el Gobierno está en contacto con el de Australia "para que puedan enviar un vuelo y puedan repatriar a los pasajeros".

(Con información de AFP y Europa Press)