La variación genética de las personas puede explicar las distintas respuestas al nuevo coronavirus, según estudio

Un estudio apunta a que la variabilidad genética humana podría ayudar a identificar a los individuos con mayor riesgo de contraer la COVID-19 y priorizar quiénes necesitarían una vacuna.

COVID-19
Esta fotografía, cortesía de la Agencia Británica de Protección de la Salud, muestra el nuevo coronavirus visto bajo un microscopio electrónico. | Fuente: AFP

La variabilidad genética en el sistema inmunológico humano puede afectar a la susceptibilidad y la gravedad de la infección por el SARS CoV-2, coronavirus responsable de la COVID-19.

Esta es la principal conclusión de una investigación que se publica en la revista Journal of Virology, de la Sociedad Americana de Microbiología, en la que sus responsables constatan que la variación genética individual puede explicar las diferencias en la fuerza de las respuestas inmunológicas.

Los responsables de esta investigación son científicos de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland, y la Fundación de Investigación VA también de Portland (Estados Unidos).

Ciertos genes del sistema inmunológico, denominados genes del antígeno leucocitario humano y que participan en el reconocimiento de los patógenos, varían de una persona a otra.

Estas variaciones, según este trabajo, pueden influir en la capacidad del sistema inmunológico para reconocer un determinado patógeno: el reconocimiento deficiente del SARS-CoV2 puede hacer que una persona sea más vulnerable al virus.

En particular, comprender cómo la variación de los antígenos leucocitarios humanos (HLA, por sus siglas en inglés) puede afectar el curso de la COVID-19 podría ayudar a identificar a los individuos con mayor riesgo de contraer la enfermedad, resumen los autores de este trabajo en una nota.

Los investigadores muestran que es probable que la variabilidad individual de HLA influya en la capacidad de respuesta a la infección por SARS-CoV-2, y señalan que ciertos alelos en particular podrían estar asociados con una infección más grave, como se ha demostrado anteriormente con el SARS-CoV.

"La tipificación de HLA puede ser rápida y barata", apuntan los científicos, quienes detallan que "emparejar la tipificación HLA con las pruebas de la COVID-19 cuando sea posible podría mejorar la evaluación de la severidad viral en la población".

Además, si se desarrolla una vacuna, los individuos con tipos de HLA de alto riesgo podrían ser priorizados para la vacunación.

(Con información de EFE)