COLOMBIA | Vista aérea del barrio de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá. Las autoridades sanitarias mundiales y expertos han alertado del peligro de que la pandemia se ensañe con ellos. "Estamos cada vez más preocupados por los pobres y otros grupos vulnerables con mayor riesgo de enfermedad y muerte por el virus", dijo días atrás la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne.

| Fuente: AFP

PERÚ | Vista aérea del sector de Pamplona Alta en el sureste de Lima. En Perú, también azotado por la pandemia pese al rigor de las restricciones decretadas (124.000 contagios, 3.600 fallecidos el martes), cerca de un tercio de los 10 millones de habitantes de Lima tiene que lidiar con graves deficiencias en el suministro de agua. 

| Fuente: AFP

MÉXICO | Vista aérea del barrio de Buenavista en Tijuana, Estado de Baja California.  En México, los carteles distribuyen comida y medicinas; en Honduras, las pandillas organizan campañas de desinfección de vehículos para proteger de la covid-19 en los territorios que controlan, ejemplificó. 

| Fuente: AFP

COLOMBIA | Vista aérea del barrio de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá.  Los vecindarios superpoblados y una gran población dentro de los niveles de pobreza son un gran desafío al que se enfrentan los países latinoamericanos durante esta pandemia global.

| Fuente: AFP

COLOMBIA | Vista aérea del barrio de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá. Con la curva de contagios aún acelerándose en países como Brasil, Perú y Chile, y un posible subregistro de casos, la catástrofe empeorará.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires optó por aislar a los 3.000 habitantes de la villa cerrando sus accesos. Si el virus alcanza a la vecina Itatí, al otro lado de la autopista y con unos 16.000 vecinos, el panorama se complicará.

| Fuente: AFP

ARGENTINA | Vista aérea de Villa 31, uno de los barrios marginales más grandes de Buenos Aires.  Un episodio el lunes puso en alerta a las autoridades argentinas, al confirmarse 84 casos de covid-19 en la villa Azul, un asentamiento informal en la periferia sur de la capital, donde un centenar más de casos sospechosos está en estudio.

| Fuente: AFP

GUATEMALA | Vista aérea del barrio de La Limonada en la ciudad de Guatemala. Según la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo hay 1.700 millones de personas que trabajan en el sector informal.  Para ellas, "hay una contradicción entre morir de hambre o morir del virus", dice a la AFP la economista brasileña Dalia Maimon, coordinadora del Laboratorio de Responsabilidade Social (LARES) de la Universidad Federal de Rio de Janeiro.

| Fuente: AFP

PERÚ | Vista aérea del barrio de chabolas en el cerro San Cristóbal en las afueras de Lima. La lógica imperante es que "si morir de hambre [por no trabajar] es una certeza, entonces voy a arriesgarme tratando de no contaminarme por el virus y voy a trabajar", ilustra. 

| Fuente: AFP

HONDURAS | Vista de la colonia Divino Paraíso en Tegucigalpa. Los vecindarios superpoblados y una gran población dentro de los niveles de pobreza son un gran desafío al que se enfrentan los países latinoamericanos durante esta pandemia global.

| Fuente: AFP

CHILE | Vista aérea del sector Las Canteras, al norte de Santiago. "En estas cuadras somos trabajadores de la construcción, vendedores en tiendas comerciales, gente que salimos todos los días a la calle, y con la cuarentena cerró todo y la mayoría nos quedamos sin trabajo", cuenta a la AFP Oscar González, un soldador chileno de 43 años que trabajaba en un taller que cerró hace un mes. 

| Fuente: AFP

CHILE | Vista aérea del sector Las Canteras, al norte de Santiago. Vive en Brisas del Sol, un barrio de la comuna de Puente Alto, en Santiago, una de las más pobladas del área metropolitana, donde en los últimos días se multiplican las barricadas de vecinos reclamando atención del Estado.

| Fuente: AFP

MÉXICO | Vista aérea del barrio Buenavista en Tijuana, Estado de Baja California. La Iglesia y organizaciones sociales también han resultado actores vitales, impulsando campañas informativas y de desinfección barrio adentro, así como las llamadas ollas populares.

| Fuente: AFP

ARGENTINA | Vista aérea de Villa 31, uno de los barrios marginales más grandes de Buenos Aires. El gobierno de la provincia de Buenos Aires optó por aislar a los 3.000 habitantes de la villa cerrando sus accesos. Si el virus alcanza a la vecina Itatí, al otro lado de la autopista y con unos 16.000 vecinos, el panorama se complicará.

| Fuente: AFP

BRASIL | Vista aérea que muestra la favela Pavao-Pavaozinho rodeada por los barrios de Copacabana, Ipanema y Lagoa en el estado de Río de Janeiro. En los asentamientos la distancia social resulta compleja: los vecinos suelen hacer vida en sus estrechas calles como modo de desahogar el hacinamiento que sufren en sus precarias viviendas, donde viven a menudo varias generaciones de la familia. 

| Fuente: AFP

ECUADOR | Vista aérea de la comunidad de Santa Clara de San Millán, en el lado occidental del volcán Pichincha.  Ni hablar de teletrabajo, un privilegio escaso aquí donde la gente sobrevivía día a día en el sector de servicios o gracias a la economía informal antes de la llegada del virus.

| Fuente: AFP

La pausa en la productividad por las medidas de contención dejó sin trabajo a una importante proporción de latinoamericanos, que han tenido que reinventar en mucho casos su medio de subsistencia.

| Fuente: AFP