El anuncio panameño llega un día después de que la OMS dijera que detendrá temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina.
El anuncio panameño llega un día después de que la OMS dijera que detendrá temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina. | Fuente: EFE

Panamá informó este martes que la hidroxicloroquina y la azitromicina, dos sustancias usadas en varios países para tratar el COVID-19, fueron retiradas junto con la cloroquina de los protocolos de atención médica porque presentan contradicciones "asociadas a arritmias cardíacas".

El pasado 23 de marzo, el Ministerio de Salud panameño dijo que estaban disponibles en el país más de 8 000 tratamientos, entre los cuales había productos como hidroxicloroquina y azitromicina, fármacos que ya habían sido utilizados en país como China y Singapur en pacientes de COVID-19 en condición leve a moderada.

"Hemos decido retirar la hidroxicloroquina, la cloroquina y la azitromicina de los protocolos de atención del Ministerio de Salud", dijo este martes Javier Nieto, infectólogo-pediatra y miembro del Comité de Asesores Contra el COVID-19 del Ministerio de Salud..

La evidencia de que "la principal contradicción medica" de la hidroxicloroquina, la cloroquina y la azitromicina "está asociada a arritmias cardíacas que podría llevar a la muerte" a los pacientes "fue suficiente para que Panamá recomendara remover de los protocolos de atención estos medicamentos", indicó Nieto.

El anuncio panameño llega un día después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijera que detendrá temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina en pacientes de COVID-19, al detectarse un mayor índice de mortalidad en enfermos que recibieron ese tratamiento.

"En esta lucha contra la pandemia causada por COVID-19 la ciencia y la evidencia evolucionan diariamente y lo que es una verdad hoy, tal vez mañana no lo sea", comentó el doctor panameño.

El comunicado oficial citó que "la hidroxicloroquina y la cloroquina tienen propiedades antivirales y pueden atenuar el sistema inmune, y de ambos medicamentos hubo datos de laboratorios en China que podrían inhibir la replicación del SARS-CoV-2 (COVID-19)".

Panamá es el país centroamericano más afectado hasta ahora por el nuevo coronavirus y registraba hasta el lunes 310 muertes y 11.183 contagios confirmados de la enfermedad, que fue detectada el 9 de marzo y que ha llevado a las autoridades a aplicar desde entonces 59.339 test para detectarla.

EFE