Los presidentes ruso, Vladimir Putin, y chino, Xi Jinping.

Rusia anunció restricciones a la entrada de extranjeros desde China a partir del 4 de febrero por el brote del nuevo coronavirus 2019-nCoV que ha matado ya a más de 350 personas en el país asiático.

"Para evitar la propagación al territorio de la Federación de Rusia del nuevo coronavirus (2019-nCoV) desde China", se tomó la decisión de "restringir temporalmente a partir (...) del 4 de febrero de 2020 la entrada de ciudadanos extranjeros desde el territorio de la República Popular de China a través de los puntos fronterizos aéreos de Rusia", explica el comunicado del Gobierno, recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Estados Unidos, Australia o Singapur no permiten la entrada a visitantes extranjeros que hayan estado recientemente en China. Otros países prohíben la entrada a los visitantes que hayan estado en la provincia de Hubei, epicentro del brote, y algunos más han cerrado sus fronteras y suspendido vuelos.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que no es necesario restringir los viajes desde China. "No hay razón para tomar medidas que interfieran innecesariamente con el comercio y los viajes internacionales", afirmó este lunes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Pedimos a todos los países que tomen decisiones basadas en la ciencia y sean coherentes con ella. La Organización Mundial de la Salud está lista para aconsejar a cualquier país que esté considerando qué medidas tomar", remarcó.

(Europa Press)

Sepa más: