EFE
La V Cumbre de las Américas realizada en Trinidad y Tobago concluyó este domingo con la firma de una Declararación de Compromiso en la que participaron los Jefes de Estado de 34 países de América y Latina y el Caribe participantes; que si bien no hubieron vetos, sí algunas reservas.

El anuncio del mandatario venezolano Hugo Chávez sobre  que habían acordado con el resto de países unidos en la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) no firmar la declaración final, entre otras cosas en solidaridad con Cuba, quedó atrás. Esto en parte por las dotes diplomáticas y el favorable encuentro que sostuvo con el presidente Barack Obama.

Chávez resaltó la ´humildad´ y la ´calidez´ del presidente norteamericano tras reunirse con él (Obama) en el marco de la cita con los líderes de Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) realizada el sábado.

Finalmente la declaración de la Cumbre fue firmada por el primer ministro de Trinidad y Tobago, Patrick Manning, en nombre de todos los participantes, y no hubo vetos, sino la expresión de algunas reservas de Venezuela, Bolivia, Brasil o Argentina, por motivos tan diversos como Cuba, los biocombustibles o la crisis económica mundial.

Nueva era con Estados Unidos

El encuentro continental puede marcar el inicio de una nueva era, después de años de falta de comunicación o malas relaciones con Estados Unidos. Se deduce de los buenos resultados tras la reunión con los presidentes sudamericanos con Obama, por separado en Trinidad y Tobago.

En la cita de UNASUR, el presidente estadounidense garantizó su disposición de mantener un diálogo directo basado en el respeto mutuo.
Sobre ello, el mandatario de Nicaragua Daniel Ortega, también unido al ALBA dijo: quiero creer que Obama tiene disposición, tiene voluntad.

Asimismo, se desprenden nuevos visos de cordialidad y amistad entre los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos, así lo hacen parecer las declaraciones de Hugo Chávez, quien resaltó la posición de Barack Obama en cumplir su palabra sobre la no injerencia en asuntos internos de ningún país.