Foto: EFE

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, declaró la emergencia nacional, tras las intensas lluvias registradas este fin de semana en el país, que causaran al menos 91 muertos, 60 desaparecidos y 7.000 evacuados.

"Ante la grave tragedia que vivimos, he resuelto decretar la emergencia nacional para movilizar todos los recursos humanos y económicos del Estado, a fin de atender los daños producidos y a los damnificados", declaró Funes en un mensaje transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

Indicó que la emergencia está "destinada a atender la gravedad de la situación habitacional, alimentaria y productiva generada por el desastre nacional".

"Las imágenes que hemos visto durante este día son las de un país devastado. La magnitud de los daños es incalculable por el momento", aseguró el mandatario, que describió este día "como uno de los más trágicos" de los que se tenga memoria en el país.

Señaló que en los próximos días harán una evaluación integral de los daños, con el aporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y del Sistema de las Naciones Unidas.

Aunque no precisó montos, indicó, que se ha habilitado "una partida especial de presupuesto" destinada al Ministerio de Gobernación, encargado de coordinar las acciones gubernamentales "para atender lo más inmediato de la emergencia".

Señaló que en la zona del volcán de San Vicente, una de las más afectadas por las lluvias y situada a unos 60 kilómetros al este de San Salvador, se registraron 355 milímetros de lluvia en sólo cuatro horas, que, según él, es "casi la que se acumuló con otros fenómenos climáticos similares en cinco días".

"Durante el (huracán) "Mitch" cayeron más de 400 milímetros (de lluvia) en cuatro días. Una cantidad similar esta vez se precipitó en solo cuatro horas", detalló.

Los aguaceros se han registrado principalmente en los departamentos de Cuscatlán, La Libertad, La Paz, San Salvador y San Vicente, estos dos últimos los más afectados.

En estos cinco departamentos fue declarada la "alerta naranja", mientras que en el resto del país está vigente la "verde" o de prevención.

El Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) ha atribuido las lluvias a un sistema de baja presión en el océano Pacífico que se ha intensificado por el paso del huracán "Ida".

EFE