Foto: EFE
Jacques Diouf, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO); y Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), acordaron ayunar por un día para sensibilizar al mundo por la desnutrición crónica.

Diouf pasó la noche de viernes para sábado durmiendo sobre un colchón en el vestíbulo de la sede de la FAO y anuncio que Ban Ki-moon se sumara a la huelga mañana, domingo.

Pidió "a la gente de buena voluntad en cualquier lugar" que se unan a su huelga de hambre este fin de semana para pedir solidaridad con los mil millones de personas que padecen desnutrición crónica.

"Espero que este gesto, junto con otros, ayude a que alcancemos nuestra meta de reducir el número de personas en todo el mundo que sufre hambre.

Según informó, un niño muere cada seis segundos a causa del hambre y las enfermedades que ésta provoca ", aseguró Diouf.

La Cumbre Mundial, que comienza el próximo lunes y a la que se espera asistan cerca de sesenta jefes de Estado Y Gobierno, adoptará una declaración en la que la comunidad internacional se compromete a erradicar el hambre lo antes posible y a asegurar a todos el derecho a una alimentación adecuada. EFE