EEUU reitera que no estuvo implicado en golpe de Honduras

El Gobierno estadounidense rechazó imputaciones del ex presidente Manuel Zelaya acerca de que golpe fue planificado por Mando Sur de ese país en base militar de Palmerola.
Foto: EFE

EE.UU. rechazó hoy las acusaciones del ex presidente de Honduras Manuel Zelaya de que el golpe de Estado fue planificado por el Mando Sur en la base militar de Palmerola, al reiterar que no estaba involucrado en él ni sabía que iba a ocurrir.

La portavoz de la Oficina para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Virginia Staab, indicó que Washington "ha dicho con anterioridad y lo repetirá que el Gobierno de EE.UU. no tenía conocimiento previo ni estaba involucrado en el golpe" de Estado que derrocó el 28 de junio de 2009 a Manuel Zelaya.

El ex mandatario dijo hoy que el golpe de Estado que le apartó del poder hace exactamente un año fue planificado por el Mando Sur de EE.UU., en la base militar de Palmerola (Soto Cano), en Honduras.

"Todo indica que el golpe fue planificado en la base militar de Palmerola, por el Comando Sur de EE.UU., y ejecutado torpemente por malos hondureños", señaló Zelaya en una carta enviada desde su exilio, República Dominicana, al "pueblo hondureño" al conmemorarse el primer aniversario de su derrocamiento.

El Departamento de Estado reiteró, asimismo, que la base aérea de Soto Cano "pertenece a Honduras y es dirigida y operada por la Fuerza Aérea hondureña, que toma las decisiones sobre su uso".

En el mismo sentido volvió a recalcar que "el personal militar de EE.UU. no estuvo involucrado en el vuelo que llevó al presidente Zelaya a Costa Rica el 28 de junio".

También subrayó que "los miembros de la unidad especial conjunta Bravo -el grupo del Mando Sur destinado en Soto Cano- no tenían ningún conocimiento de las decisiones que se tomaron con respecto a los planes de aterrizar, repostar y despegar, ni jugaron ningún papel" en ellos, destacó Staab.

Las mismas declaraciones las hizo el Departamento de Estado cuando Zelaya dijo en agosto del año pasado que la primera parada del avión en el que fue expulsado de su país se hizo en la base de Palmerola, o Soto Cano, y que "en ese momento EE.UU. y el Pentágono tenían que saber que había un golpe de Estado en marcha".

EFE