El "Viking Sky" hizo un llamamiento de socorro el sábado por la tarde cuando se averió un motor. | Fuente: AFP

El crucero Viking Sky llegó el domingo a tierra firme después de una dramática jornada el sábado cuando una avería en el motor provocada por las agitadas aguas de las costas de Noruega obligó a una espectacular evacuación de casi un tercio de los 1,373 pasajeros.

Escoltado por remolcadores, el crucero entró en el puerto noruego de Molde alrededor de las 16H15 (15H15 GMT), según mostraron imágenes de televisión. Casi un tercio de sus ocupantes había sido evacuado previamente en helicópteros como parte de una operación de rescate dramática debido al mal tiempo.

Los servicios de socorro suspendieron las operaciones de evacuación por helicóptero que empezaron el sábado en la tarde. Según las últimas cifras permitieron llevar a tierra firme a 460 de las 1.373 personas que había en barco. Diecisiete de ellas fueron hospitalizadas.

El "Viking Sky" hizo un llamamiento de socorro el sábado por la tarde cuando se averió un motor. En medio de una tormenta, el crucero avanzaba sin rumbo hacia las aguas costeras donde hay arrecifes, en la región de Møre og Romsdal (oeste de Noruega).

Tras haber logrado poner en marcha tres de sus cuatro motores, se acercaron dos remolcadores que llevaron al barco hacia el puerto de Molde. | Fuente: AFP

Crucero averiado y una dramática evacuación

Tras haber logrado poner en marcha de nuevo sus motores, el crucero se estabilizó lanzando el ancla a unos dos kilómetros del litoral y las autoridades pusieron en marcha una gran operación de evacuación con hasta seis helicópteros simultáneos. Las imágenes del interior del "Viking Sky" muestran las fuertes sacudidas que hacían caer cosas del techo mientras los pasajeros intentaban mantener la calma.

En otros vídeos se ve a decenas de pasajeros esperando su evacuación con sus chalecos salvavidas. "Ahora evacuan en helicóptero a mi padre de 83 años", escribió Ryan Flynn en Twitter, junto a imágenes de un helicóptero levantando en vuelo.

Tras haber logrado poner en marcha tres de sus cuatro motores, se acercaron dos remolcadores que llevaron al barco hacia el puerto de Molde, a unos 80 kilómetros de distancia. "El barco se desplaza con sus propios motores, con remolcadores delante y detrás", había anunciado el coordinador de los servicios de socorro, Jan Morten Dale, en una rueda de prensa.

"Esto demuestra que las cosas están relativamente bajo control a bordo", añadió. Las operaciones de rescate se vieron complicadas por el mal tiempo y la edad avanzada de muchos de los pasajeros, que según la policía son en su mayoría estadounidenses o británicos.

(Con información de AFP)


¿Qué opinas?