En Alemania se diseñó el Módulo de Servicio que proveerá a la nave espacial Orion de la NASA de electricidad, propulsión, control térmico, aire y agua. | Fuente: NASA

El humano busca volver a la Luna en la década del 2020. Ya son casi 50 años desde aquel 21 de julio de 1969, en el que la nave tripulada Columbia y el módulo lunar Eagle, de la misión Apolo 11, lograron el éxito. Neil Armstrong y Buzz Aldrin marcaron un hito en la historia de la humanidad al convertirse en los primeros hombres en pisar el satélite terrestre.

Por ello, la NASA, ESA, Roscosmos, JAXA y CSA buscan construir el ‘Deep Space Gateway’, la estación espacial que orbitará alrededor de la Luna y que servirá como punto intermedio para el futuro viaje a Marte. Para ello, se está diseñando la nave Orión que tomará el lugar del Columbia, de la misión Apolo 11, y llevará en varios viajes las partes para que se arme el proyecto. Luego de armar la estación se procederá a la siguiente misión: lograr que más hombres pisen la Luna.

Durante el Congreso Astronáutico Internacional que se celebró en Bremen, Alemania, la empresa multinacional aeroespacial Lockheed Martin presentó la propuesta de un aterrizador lunar que sea compatible con la futura estación. El aterrizador tiene forma de cápsula compacta y tendrá espacio para cuatro tripulantes, quienes podrían llevar hasta 900 kilos de carga.

“Este es un concepto que aprovecha al máximo la tecnología Gateway y las tecnologías existentes para crear un módulo de aterrizaje versátil y potente que se puede construir de manera rápida y asequible. Este módulo de aterrizaje podría utilizarse para establecer una base de superficie, entregar carga científica o comercial y realizar exploración de Luna”, comentó Lisa Callhan, vicepresidenta y gerente general de Commercial Civil Space en Lockheed Martin Space.

Una foto de Buzz Aldrin, tomada por Neil Armstrong. Michael Collins, el otro integrante de la misión Apolo 11, se quedó en el Columbia orbitando el satélite. | Fuente: NASA | Fotógrafo: Neil Amstrong

En busca del espacio sorprendente

La altura de este vehículo de aterrizaje lunar reutilizable es de 14 metros y pesa cerca de 22 toneladas. Además, podría permanecer en la superficie lunar hasta dos semanas sin necesidad de volver al ‘Deep Space Gateway’ para recargar combustible. 

Los viajes iniciarán en 2020 y se espera que los siguientes humanos en pisar suelo lunar lleguen en 2023. Ya casi todo va quedando listo. En noviembre se presentará el Módulo de Servicio que proveerá a la nave espacial Orion de la NASA de electricidad, propulsión, control térmico, aire y agua, el cual fue desarrollado en Alemania.

¿Qué opinas?