INDONESIA
El Anak Krakatoa se alzaba en una isla del estrecho de Sonda a 340 metros sobre el nivel del mar, pero tras lo sucedido su altura quedó reducida a 110 metros. | Fuente: AFP

Indonesia investiga junto a científicos extranjeros cómo se produjo el tsunami de hace una semana en el estrecho de Sonda, en un principio atribuido al desplome del volcán Anak Krakatoa, cuyo cráter ha perdido unos 200 metros de altura.

Australia, Estados Unidos, Francia y Japón son los países con los que Indonesia comparte datos geológicos, según el ministro de Energía y Recursos Minerales indonesia, Ignasius Jonan.

El objetivo es aprender de la experiencia y mejorar la precisión de los análisis porque el tsunami del día 22 en el estrecho de Sonda, que separa las islas de Java y Sumatra, fue el primero registrado en Indonesia que no tiene su origen en un terremoto.

Las autoridades indonesias no han ofrecido hasta la fecha una explicación oficial de la causa, aunque una de las hipótesis más recurrentes es que el desplome de una sección del volcán produjo el tsunami.

El Anak Krakatoa, nombre indonesio que significa "hijo del Krakatoa", se alzaba en una isla del estrecho de Sonda a 340 metros sobre el nivel del mar, pero tras lo sucedido su altura ha quedado reducida a 110 metros.

La caída de esa sección en el mar podría ser el origen de las olas de varios metros que se abatieron en las costas del sur de Sumatra y del oeste de Java en la noche del sábado 22 de diciembre.

Imágenes de la Agencia Aeroespacial de Japón (JAXA) muestra con círculos al volcán Anak Krakatau, el 20 de agosto y el 24 de diciembre del 2018, antes y después del tsunami.
Imágenes de la Agencia Aeroespacial de Japón (JAXA) muestra con círculos al volcán Anak Krakatau, el 20 de agosto y el 24 de diciembre del 2018, antes y después del tsunami. | Fuente: EFE | Fotógrafo: JAXA

Los últimos datos oficiales de víctimas confirman 426 muertos, 23 desaparecidos, 7,202 heridos y 40,386 desplazados. El distrito de Pandeglang, en la provincia de Banten, en Java, es la zona más afectada, con 288 víctimas mortales.

"Los desplazados todavía necesitan asistencia diaria y logística", admitió el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, por las redes sociales.

(Con información de EFE)