Foto: AFP (referencial)
El espacio aéreo del norte de Italia se reabrirá a partir de las 14.00 hora local (12.00 GMT), después de que la nube de cenizas del volcán islandés Eyjafjalla obligara a mantenerlo cerrado durante seis horas por el peligro que pudiera suponer para las aeronaves.

El Ente Nacional de Aviación Civil italiana (ENAC) informa en un comunicado de que, dada la evolución de la nube, ha decidido volver a abrir los aeropuertos que habían sido cerrados a las 08.00 hora local (06.00 GMT), en concreto, Linate y Malpensa (Milán), Bérgamo, Turín, Génova, Bolonia, Verona, Pisa y Florencia.

Aviación Civil italiana explica que, a pesar de esa evolución favorable, continúa controlando el movimiento de la nube en coordinación con las autoridades aeronáuticas de la Unión Europea (UE).

Una presencia de cenizas volcánicas en el espacio aéreo del norte de Italia no compatible con los parámetros de seguridad establecidos por los constructores de aeronaves había obligado a cerrar en la mañana de este domingo los aeropuertos del norte de Italia, a excepción de Venecia, Trieste y Rímini, los más orientales.

La evolución de la nube, según los últimos datos facilitados por el Centro de Control de Cenizas Volcánicas (VAAC, en sus siglas en inglés), hace prever que los cielos italianos quedarán totalmente despejados en la noche de este domingo, después de que el cierre de hoy de los aeropuertos del norte haya provocado numerosas cancelaciones de vuelos por todo el país.

Las cenizas del volcán islandés, explica el VAAC, parecen dirigirse ahora a los Balcanes y a Grecia, así como a Austria y Alemania.

Este sábado, la nube perturbó el tráfico aéreo en Europa, sobre todo en el sur del continente, con el cierre de numerosos aeropuertos e importantes retrasos en los vuelos transatlánticos.

El norte de España y de Portugal fueron las zonas más afectadas por la nube volcánica, que provocó el cierre de más de una veintena de aeropuertos y, por tanto, la cancelación de numerosos vuelos.

-EFE