Afganistán
Las autoridades estadounidenses llegaron a plantearse mantener Bagram abierto por más tiempo, mientras los talibanes continúan una ofensiva que ha rodeado numerosas capitales provinciales. Pero la administración Biden decidió continuar con su plan de retirada. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: JOEL SAGET

A principios de julio, Estados Unidos evacuó sus 2500 tropas de la base aérea de Bagram, su principal centro de operaciones en Afganistán, en medio de la retirada de las fuerzas internacionales tras casi dos décadas de guerra. No solo eso, se trató también de la partida de toda la presencia de la OTAN, en total 9600 tropas, en una acción que ya se había prometido durante la administración del expresidente Barack Obama y, posteriormente, con Donald Trump.

La salida de la base aérea de Bagram, a unos 70 kilómetros al norte de Kabul, pone fin a la presencia militar estadounidense en el aeródromo más importante d eAfganistán, que se ha prolongado durante más de 20 años. Las instalaciones se han usado durante un largo tiempo para lanzar aviones de ataque contra los talibanes y otros grupos yihadistas y,además, llegó a ser el cuartel general de las tropas de Operaciones Especiales de Estados Unidos en este conflicto.

¿Cuál es el efecto que ha tenido esta retirada? 

De acuerdo con el internacionalista de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Sebastien Adins, se trata de una suerte de reconocimiento de que, en 20 años, Estados Unidos no ha logrado estabilizar la situación en Afganistán.

“No han logrado contribuir con algún tipo de desarrollo o nation building en el país. Además la opinión pública en Estados Unidos, desde hace tiempo, se ha mostrado sumamente escéptica hacia este tipo de intervenciones costosas”, explica a RPP Noticias.

Por otro lado, el internacionalista Ariel Segal indica que la retirada de las tropas debilita las fuerzas gubernamentales, por lo que se puede ocasionar una guerra civil.

“El problema, que lo vimos en Irak en su momento, es que cuando hay grupos yihadistas radicales que son muy poderosos, que tienen mucho territorio y mucho armamento, esa retirada debilita las fuerzas gubernamentales. (….) Incluso podrían fortalecerse pequeños grupos que hay en Afganistán como Al Qaeda y el Estado Islámico, que no tiene una gran presencia. Ese es el miedo que debe tener la población y los países limítrofes”, explica y agrega que el gran conocimiento del territorio y la experiencia militar de grupos como Al Qaeda pueden tener como consecuencia que el país pase a ser gobernado nuevamente por talibanes.

Sebastien Adins coincide en que la ofensiva a las ciudades podría empezar una vez que los talibales controlen las fronteras y el campo. “Es de esperar que con la retirada los talibanes empezaran a conquistar una buena parte del campo (siempre su bastión fuerte desde hace más de una década). Ya controlan más de 50 de 370 distritos y algunos pasos de frontera cruciales”, añade.

Una mala noticia para las mujeres

Los talibanes "celebraron" la salida de las fuerzas de Estados Unidos de la base aérea de Bagram y calificaron el movimiento de "un buen paso" para alcanzar la paz en el país.

"Creemos que es un buen paso para todos los afganos y allana el camino para instaurar y mantener la paz. La salida de todas las fuerzas extranjeras del país es beneficiosa tanto para Estados Unidos como para los afganos", dijo el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

Sin embargo, los especialistas consultados coinciden en que esta retirada significa un retroceso a los 90, ya que, lamentablemente, durante los 20 años de ocupación no existió ninguna coordinación con el gobierno afgano.

Además, el retorno de los talibanes significaría un retroceso para las libertades de las mujeres en dicho país, ya que estos se rigen bajo la ley islámica y el Corán. 

“Para la mayoría de los afganos, la posibilidad de que los talibanes tomen el poder es un escenario terrible. Volver a la época cuando, de nuevo, a las mujeres no se les permitía trabajar, estudiar, donde se gobernaba de acuerdo a la sharia, la ley islámica, en su visión suniita. Además, los talibanes viven hace mucho tiempo con la mentalidad de guerrilla y ese va a ser un gobierno muy violento, así que el hecho de que ellos estén aumentando su presencia en territorios de Afganistán no es una buena noticia, porque hay una alta probabilidad de que en un tiempo ellos logren tumbar el gobierno que impusieron los aliados de la OTAN”, detalla Segal.

Asimismo, en cuanto a Kabul, la capital, existe una gran posibilidad de que caiga en manos de talibanes y otros grupos extremistas, lo que implica un gran temor para la población. 

“Ya llegaron al poder una vez y no hay ninguna razón para pensar que no podrían llegar una segunda vez. A Kabul y al gobierno”, agrega el internacionalista.

¿Qué escenario se espera?

Según Adins, China, Rusia y la India podrían buscar una mayor presencia en Afganistán, sin embargo, no hay que olvidar que este conflicto tiene más de 40 años. Primero, con la invasión soviética y luego con la licha de clanes y milicias en los años 90.

“Me parece que Afganistán se encuentra en una especie de ‘conflict trap’, del cual resulta muy difícil salir”, detalla.

En tanto, Ariel Segal no vislumbra un escenario positivo, pues a pesar de la retirada de las tropas estadounidenses, Afganistán continuará en una especie de guerra civil.

“Yo no creo que los talibanes lleguen a una cuerdo de gobernabilidad con el gobierno laico. A pesar de que hubo algunas negociaciones en Qatar hace unos meses, en la época de Trump., y que en teoría iban a tratar de lograr un acuerdo de coexistencia y de gobernabilidad, eso nunca terminó de cuajar, no se siguieron reuniendo y lo que se viene es una guerra civil. Sería milagroso que un grupo radical como los talibanes termine aceptando un gobierno de unidad nacional con otro partido político no religioso, no musulmanes, es decir, no islamistas y que permitan que haya un país que no esté basado en la ley islámica del Corán”, culmina.

NUESTROS PODCAST

Organización Mundial de la Salud aprobó vacuna Coronavac - Espacio Vital

¿Qué es la vacuna Coronavac y por qué fue aprobada por la OMS? El Dr. Elmer Huerta nos explica.