Tiroteo en un mercado navideño de Estrasburgo dejó tres muertos y una decena de heridos. | Fuente: AFP

El autor del tiroteo que anoche dejó tres muertos y una decena de heridos gritó "Allahu akbar" ("Alá es el más grande"), según los testimonios recogidos, indicó el fiscal antiterrorista, Rémi Heitz.

El fiscal, quien aseguró que la mitad de los doce heridos están entre la vida y la muerte, agregó que el sospechoso fue herido por militares de la patrulla Sentinelle en su huida. Se ha desplegado un gran dispositivo de búsqueda del fugitivo, incluidos registros en lugares que frecuentaba, que ha llevado a la detención de cuatro personas de su entorno, que continúan bajo arresto, dijo.

Heitz indicó que el autor de la matanza, que identificó como Chérif Chekatt y que nació en Estrasburgo hace 29 años, profirió proclamas islamistas durante su recorrido por las calles del centro de la capital alsaciana.

La Policía de Francia intensificó la búsqueda del atacante en los puntos fronterizos con Alemania. | Fuente: AFP

Atacante huyó herido

Con un arma automática y un cuchillo atacó a varios viandantes y, posteriormente, se enzarzó en un tiroteo con cuatro militares del dispositivo antiterrorista que patrullaban por la ciudad, que respondieron y le hirieron en un brazo. Pero Chérif C. logró escapar y tomó un taxi, y pidió que le condujera al barrio de Neudorf, sin especificar una dirección correcta.

En el camino, señaló el fiscal, el sospechoso, que iba dirigiendo al taxista, le confesó haber disparado y haber matado "a diez personas", al tiempo que justificó su acto. También reveló al taxista que la policía había registrado esa misma mañana su domicilio y que había hallado en él una granada, lo que permitió a los investigadores identificarle rápidamente.

Tras bajar del taxi se cruzó con un grupo de agentes de policía, con quienes mantuvo un tiroteo, aunque logró escapar y desde entonces está siendo buscado por la policía.

El autor del tiroteo fue identificado como Chérif Chekatt de 29 años. | Fuente: AFP

Expulsado de Alemania

Heitz aseguró que Chérif C. ha sido condenado 27 veces, la mayor parte de ellas en Francia, pero también en Alemania y en Suiza, siempre por robos y por actos violentos. En varias ocasiones entró en prisión y fue ahí, según el fiscal, donde se produjo su radicalización islámica y donde comenzó a practicar un proselitismo religioso.

El presunto atacante cumplió penas de cárcel por delitos comunes en Alemania, de donde fue expulsado a Francia en 2017, informa el semanario alemán "Der Spiegel". En Francia había sido condenado a una pena dos años de cárcel, en 2008, a lo que siguió otra sentencia a un año y medio de prisión en Suiza y luego otra a dos años y tres meses en Alemania, por robar en una consulta médica y una farmacia.

Tras cumplir la condena en Alemania fue expulsado a Francia, prosigue ese medio, según el cual las autoridades francesas habían emitido una orden internacional de detención. La policía alemana ha intensificado los controles en varios puntos fronterizos con Francia tras el atentado.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?