AFP

 

El papa Juan Pablo II contó al actual Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, que Fidel Castro fue tal vez el presidente que se preparó más a fondo, más concienzudamente, para recibirle.

Bertone lo cuenta en su libro "Un cuore grande, Omaggio a Giovanni Paolo II" (Un gran corazón. Homenaje a Juan Pablo II), editado por la Librería Vaticana, que saldrá a la venta próximamente.

Con este libro, del que hoy adelanta unos capítulos el diario vaticano "L"Osservatore Romano", el purpurado homenajea al papa Wojtyla con motivo de su beatificación, el próximo 1 de mayo.

Juan Pablo II visitó Cuba entre el 21 y el 25 de enero de 1998, en un viaje histórico, en el que recorrió la isla y se entrevistó con Fidel Castro.

Wojtyla criticó el embargo económico impuesto por EEUU, sin citar directamente a ese país, así como el sistema vigente en Cuba desde 1961, e instó a todos los católicos a unir sus esfuerzos en favor del progreso en un clima de diálogo y entendimiento.

Juan Pablo II, según Bertone, tenía un juicio "muy positivo" de esa estancia, "sobre todo por el entusiasmo del pueblo que conoció una especie de respiro de liberación gracias a la visita".

"Fidel Castro mostró afecto por el papa, que ya estaba enfermo, y Juan Pablo II me confió que posiblemente ningún jefe de Estado se había preparado tan a fondo para una visita de un Pontífice", recuerda Bertone en su libro.

Castro, prosigue Bertone, había leído las encíclicas y los principales discursos de Juan Pablo II e incluso algunas poesías.

EFE