Gobierno colombiano pide condena mundial a FARC por matanza de indígenas

La matanza ha sido condenada por numerosas entidades locales e internacionales, entre ellas Human Rights Watch y varias agencias de la ONU y la OEA.

El ministro del Interior y Justicia de Colombia, Fabio Valencia Cossio, pidió una condena mundial a la guerrilla de las FARC por el asesinato de por lo menos ocho miembros de la comunidad indígena awá, ocurrido a comienzos de este mes en el departamento de Nariño (suroeste).

 

"La barbarie que se ha cometido contra el pueblo awá tiene que convocar la solidaridad humana y el repudio de la comunidad internacional", manifestó.

 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) admitieron en un comunicado divulgado ayer y fechado el pasado 11 de febrero que mataron el día 6 de este mes a los miembros de la etnia citada, a los que acusaron de ser colaboradores del Ejército colombiano.

 

Valencia Cossio indicó que, según algunos miembros de la comunidad, entre las víctimas había dos mujeres embarazadas que acompañaban a sus esposos cuando fueron secuestrados, torturados y asesinados por las FARC.

 

Explicó que el Gobierno emprendió una operación para ubicar los cadáveres y atender a los familiares de las víctimas.

 

Descartó la salida de las fuerzas militares de esos territorios y afirmó que "el manejo del orden público no puede ser negociable".

 

"El cinismo con que las FARC sacan el comunicado reconociendo esa infamia tiene que ser rechazado por el mundo entero. Las FARC pasan fácilmente de la barbarie al cinismo", dijo.

 

La matanza ha sido condenada por numerosas entidades locales e internacionales, entre ellas Human Rights Watch y varias agencias de la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

EFE