Foto: EFE
Soldados del Ejército mexicano descubrieron un campamento en Galeana, un municipio rural del estado norteño de Nuevo León, que era utilizado por presuntos narcotraficantes para hacer desaparecer los cadáveres de sus víctimas disolviéndolos en ácido, informó la Séptima Zona Militar.

Fuentes militares confirmaron que el hallazgo ocurrió cuando soldados patrullaban en la comunidad Refugio de los Ibarra, de Galeana, municipio ubicado a 300 kilómetros al sur de Monterrey, capital de Nuevo León.

Los soldados encontraron en ese lugar varios barriles con restos humanos, pero la fuente no pudo precisar la cantidad de cadáveres.

Los militares dieron parte a las autoridades de la Fiscalía para que peritos forenses investiguen y precisen los hechos.

En el estado de Nuevo León, según cifras extraoficiales se han reportado alrededor de 150 personas desaparecidas en los dos últimos años.

En este estado, uno de los más ricos y donde se asientan corporaciones industriales de las más grandes del país, operan los cárteles de Los Zetas y los Beltrán Leyva, dos de los más violentos de México.

Uno de los métodos de los sicarios para deshacerse de los cuerpos de sus víctimas consiste en meterlos en barriles de ácido para disolverlos.

El año pasado fue detenido en la ciudad fronteriza de Tijuana, estado de Baja California (noroeste), Santiago Meza, conocido como "El Pozolero", quien disolvió en ácido al menos 600 personas, que supuestamente eran rivales del cartel al que pertenecía.EFE