INDIA-CHINA-CONFLICT
Activistas en India protestan por los incidentes en la frontera con China. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: NARINDER NANU

Los militares de India y China poseen muchas de las más sofisticadas armas modernas, pero el primer enfrentamiento mortífero ocurrido en casi medio siglo ocurrió en la alta montaña a puñetazos, y con piedras envueltas en alambre de púa y garrotes con clavos.

Hay un acuerdo tácito entre ambas potencias, poseedoras de armas nucleares, según el cual, pese al fracaso durante décadas en la delimitación su larga frontera, sus tropas no usarán armas de fuego en la poco acogedora región disputada.

Las varias horas de escaramuzas del lunes, en las que habrían estado involucrados cientos de soldados a alrededor de 4.500 metros de altura en el Himalaya, dejó al menos 20 indios muertos, según el ejército de ese país.

Los medios indios aseguran que también murieron o resultaron gravemente heridos 43 chinos, lo que convertiría el choque en el más mortífero desde 1967 y el primero con muertes en combate desde 1975. China no ha suministrado aun su balance de víctimas.

Pero a diferencia de las otras ocasiones, no hubo disparos, sino víctimas masacradas con armas rústicas confeccionadas a mano, impactadas por piedras o atacadas y empujadas hacia precipicios rocosos o un río helado, según varios informes.

Las autopsias muestran que la "primera razón de la muerte es el ahogamiento y parece que cayeron desde lo alto hacia el agua a causa de las heridas recibidas en la cabeza", indicó un oficial indio a la AFP.

Los canales de televisión NDTV y Network 18 informaron que 16 de los soldados indios murieron a causa de objetos contundentes y cuatro cayeron al río.

Vehículos del Ejército de India cerca de la zona frontera con China.
Vehículos del Ejército de India cerca de la zona frontera con China. | Fuente: AFP

- "Piedras envueltas en alambre de púa" -

Según la emisora India Today, las fuerzas chinas regresaron y acamparon en una zona que antes habían abandonado. Los soldados indios "desmantelaron" el campamento y una escaramuza dejó varios heridos.

Los chinos regresaron el fin de semana en mayor cantidad y los indios les lanzaron piedras el domingo. La tarde siguiente, en una alta cumbre junto a un precipicio hacia el rápido y caudaloso río Galwan, se reiniciaron los enfrentamientos.

Los chinos atacaron con rocas, piedras envueltas en alambre de púa y garrotes con clavos, según informes indios. El coronel Babu resultó gravemente herido y murió después.

Cuarenta minutos después, la misma unidad encabezada por un mayor regresó al lugar y estallaron nuevos enfrentamientos que duraron hasta después de medianoche y en los que participaron centenares de soldados, siendo más numerosos los chinos.

"Cuando (los soldados indios) chocaron con los chinos se vieron desbordados y muchos fueron empujados hacia un precipicio", indicó una fuente de seguridad.

- "Un desierto helado" -

El coronel S. Dinny, que comandó un batallón indio en la región, dijo que el terreno es "muy peligroso" y los soldados están obligados a subir hasta 5.200 metros de altitud.

"Es un desierto helado", dijo a la AFP. "Afecta al cuerpo y la mente. El nivel de oxígeno es de solo 60% del disponible" al nivel del mar.

El área "no está demarcada en el mapa, no hay frontera. Nunca se han intercambiado mapas y nadie sabe lo que reclama el otro. No hay signos de demarcación fronteriza", dijo Dinny.

Pero el general retirado D.S. Hooda, que encabezó el Comando norte del Ejército, dijo que hay acuerdos detallados que evitaban hasta ahora el surgimiento de malentendidos y las escaladas, empezando por el hecho de que no se usan armas de fuego.

"Si las patrullas se encuentran frente a frente, permanecen a distancia y despliegan estandartes indicativos", dijo Hooda a la AFP.

"Ese es el acuerdo establecido por ambos países y aplicado ampliamente, por lo que la situación se ha mantenido pacífica", añadió

"Lo que estamos viendo ahora es un rompimiento total del acuerdo", indicó.

"En nuestro tiempo revisábamos nuestros acuerdos y nuestras reglas de compromiso, por lo que los desacuerdos se manejaban con estilo más militar y no como si se tratara de una pelea callejera", señaló. (AFP)


Sepa más: