Salvajismo al cien por ciento. Un gato fue encontrado tirado en el piso, malherido y medio despellejado (le habían arrancado parte de su piel) en una calle de la localidad de Uceda, en el estado de Guadajara, México.

 

Ante este hecho, según informó 20 minutos, la organización Amnistía Animal denunció hoy el hallazgo del felino agonizante solicitando la presencia inmediata de un veterinario para sacrificar al animal, que desfallecía en una lenta agonía.

 

"Hasta que se endurezcan adecuadamente las leyes, de tal manera que la gente no pueda sentirse impune al cometer estos delitos terribles, las cosas no van a cambiar en este país. Detrás de actos sádicos y salvajes como el de este pobre gato asoman auténticas psicopatías, y nada impide que mañana sean personas las que sufran los ataques de esta gente", dijo Matilde Cubillo, presidenta de Amnistía Animal.

 

 

 Foto: Amnistía Animal