La EMA y Bruselas tratan de mitigar la escasez de antibióticos en la Unión Europea

La escasez de fármacos ha sido “un problema de salud pública constante” y la situación en la UE se ha visto “exacerbada por eventos o tendencias geopolíticas como la guerra en Ucrania, la crisis energética y las altas tasas de inflación”.

La escasez actual de antibióticos afecta a la Unión Europea
La escasez actual de antibióticos afecta a la Unión Europea | Fuente: AFP

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Comisión Europea subrayaron este viernes que están siguiendo de cerca y respondiendo a la escasez actual de antibióticos que afecta a la Unión Europea (UE) y están cooperando con las autoridades nacionales para investigar si se pueden tomar “medidas adicionales” que mitiguen el impacto de este problema.

En un comunicado conjunto, al que se suman los jefes de las agencias nacionales de medicamentos, estas instituciones recuerdan que la escasez de fármacos ha sido “un problema de salud pública constante” y la situación en la UE se ha visto “exacerbada por eventos o tendencias geopolíticas como la guerra en Ucrania, la crisis energética y las altas tasas de inflación”.

Además, explican que el aumento en las infecciones respiratorias durante los últimos meses ha llevado a un aumento en la demanda de antibióticos como la amoxicilina, especialmente con formulaciones pediátricas, lo que sumado a los retrasos en la fabricación y los problemas de capacidad de producción ha provocado “problemas de suministro que afectan a la mayoría” de los países europeos.

“Se han aplicado varias medidas a nivel de los Estados miembros para garantizar que los pacientes puedan recibir el tratamiento adecuado”, agregan.

La nota también asegura que, según la información actual de las empresas, “se espera que la situación mejore en los próximos meses”, y recuerda que es importante que los antibióticos se utilicen con prudencia para mantener su eficacia y evitar la resistencia a los antimicrobianos.

“Solo se deben recetar para tratar infecciones bacterianas. No son adecuados para el tratamiento de infecciones virales como el resfriado y la gripe, donde no son efectivos”, señalan.

No obstante, la EMA asegura que estos problemas también afectan a países fuera de la UE, subraya la importancia de la “transparencia” en relación con la escasez y destaca la necesidad de que todas las partes se comuniquen de manera “objetiva y responsable para evitar cualquier preocupación pública indebida”.

EFE