Las extravagancias de Kim Jong-il, el fallecido líder norcoreano

Presumía de ser el inventor la hamburguesa o de haber leído los 18.000 libros. Además, aseguraba tener en su poder al menos cinco bombas atómicas.
Foto: EFE

Corea del Norte anunció hoy la muerte de su "querido líder", Kim Jong-il, tras 17 de años dirigiendo el país más hermético del mundo, y prepara la sucesión por parte de su hijo menor, Kim Jong-un, al frente de un impredecible régimen comunista con capacidad nuclear.

Pero detrás de Kim Jong-il, el dictador, hay toda una personalidad, tan extravagante como inusual, tal como lo evidencian sus declaraciones, como cuando se atribuyó la creación de la hamburguesa o cuando se ufanó de haber leído los 18.000 libros.

En tal sentido el portal Lainformacion.com publica un listado con las mayores "locuras" de Kim Jong-il:
1. Según la historia oficial, el nacimiento de Kim Jong Il fue predicho por una golondrina y anunciado por un doble arco iris glorioso.
2. El primer día que Kim Jong Il cogió un palo de golf fue capaz de hacer un hoyo en uno, de acuerdo a su biografía oficial.
3. Se presumía que tenía una obsesión por verse más alto. Se dice que usaba plantillas para crecer diez centímetros y que su particular peinado tenía como propósito hacerlo ver más espigado.
4. Los libros de texto escolares tratan como una divinidad a Kim Jong-il, al punto de afirmar que no defeca u orina como el resto de los mortales.
5. Kim Jong-il era un cinéfilo confeso. Poseía una colección de 20.000 películas y se dice que era fanático de James Bond.
6. Se inyectaba sangre de mujeres vírgenes, supuestamente para mantenerse joven.
7. La marca de coñac Hennessy, una de las más caras y prestigiosas del planeta, confirmó en 1994 que el líder norcoreano era su mayor cliente individual.
8. La dieta de Kim Jong Il consistía en langosta y caviar, que comía con palillos de plata.