Lula da Silva abre empresa e inicia nueva fase como conferencista

La apertura de la firma comercial coincide con el cierre esta semana de varias empresas de dos de los hijos del ex mandatario brasileño.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abrió una empresa para administrar su nueva fase como conferencista en seminarios y universidades, que ahora lo invitan con frecuencia para eventos, informó hoy la prensa digital.

LILS Palestras, Eventos e Publicaçoes acaba de convertirse en la primera empresa abierta por el exsindicalista de 65 años, que gobernó Brasil entre 2003 y 2011 con un fuerte respaldo popular, y ahora se dedica a participar de actividades académicas y empresariales.

La edición en internet del diario Folha de Sao Paulo apuntó que la empresa fue inscrita en la Junta Comercial de Sao Paulo con un capital inicial de 100.000 reales (unos 62.000 dólares) y tiene como sede el apartamento del exgobernante en un edificio de la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en las inmediaciones de Sao Paulo.

El amigo y compadre de Lula, Paulo Okamotto, figura como socio con el 2 por ciento de la sociedad y será el encargado de administrar la empresa.

La apertura de la firma comercial coincide con el cierre esta semana de varias empresas de dos de los hijos del ex mandatario, que fueron abiertas durante el Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

Okamotto, en tanto, fue investigado en 2003 cuando estaba al frente de la estatal encargada de prestar servicios para las medianas y pequeñas empresas y pagó una deuda personal de Lula.

Los escándalos por corrupción que salpicaron los primeros meses de su Gobierno volvieron esta semana a la luz pública, después de que la revista semanal Veja publicó un informe de la Policía Federal que vincula a varios de los investigados con la campaña presidencial en 2002 del entonces candidato de izquierda.

Según Folha, Lula recibe por cada conferencia una suma cercana a los 200.000 reales (unos 124.000 dólares).

Consultoras internacionales catalogan a Lula como el político mundial mejor cotizado para este tipo de actividades, por encima del expresidente estadounidense Bill Clinton y del exprimer ministro británico Tony Blair. EFE