El trágico final de la quinceañera que desapareció en su hotel cuando vacacionaba en país tropical

Nora Quoirin, una adolescente europea con necesidades especiales, llegó a un país del sudeste de Asia para pasar las vacaciones junto a su familia. Una noche desapareció de su hotel y su búsqueda movilizó a cientos de policías y voluntarios.

Nora Quiorin junto a su madre, Meabh Quiorin. | Fuente: Vía AFP

Una adolescente europea de 15 años con discapacidad desapareció en su hotel en Malasia, a donde había viajado con su familia de vacaciones. Más de una semana después, las autoridades locales hallaron en un barranco el cadáver de Nóra Quoirin, el cual fue identificado por sus padres, una pareja franco-irlandesa.

La Policía de Malasia buscaba a la menor de edad, que tenía dificultades de aprendizaje y para movilizarse, desde el pasado domingo 3 de agosto, fecha en el que la familia reportó su desaparición en su hotel en una reserva natural. Inicialmente, los padres de Nora temían que haya sido secuestrada del hotel The Dusan donde se alojaron en una reserva natural en la provincia de Negeri Sembilan, unos 60 kilómetros al sur de Kuala Lumpur, la capital de Malasia.

Lucie Blackman Trust, una ONG británica que estaba ayudando a la familia en la búsqueda de la menor, indicó en un comunicado que la familia descubrió que no estaba en su cuarto a primera hora de la mañana del domingo y que la ventana se encontraba abierta. Su padre fue el primero en dar la alarma sobre la desaparición y luego fue una tía, Aisling Agnew, quien en las redes sociales pidió ayuda para encontrar a la menor, que fue vista por última vez en la noche del sábado.

Búsqueda sin frutos

"Nóra es una niña con necesidades especiales, y tiene una discapacidad de desarrollo y aprendizaje que la hace especialmente vulnerable (...) no sabría pedir ayuda y no abandonaría a su familia voluntariamente. Ahora consideramos que es un caso policial", indicó Aisling Agnew, según la nota de la ONG. Matthew Searly, director de la ONG, dijo que es "posible" que la joven haya sido raptada y urgió a las autoridades a desplegar todos sus recursos para localizarla y al público a compartir información sobre el caso. "Es una joven chica vulnerable desparecida en un lugar remoto", subrayó Searly en el comunicado en la página de Facebook de Lucie Blackman Trust, que se dedica a apoyar e investigar casos de desaparecidos.

El pasado martes 6 de agosto, en una conferencia de prensa retransmitida por los medios locales, el jefe de la Policía del estado de Negeri Sembilan, Mohamad Mat Yusop, indicó que más de 180 policías, bomberos y voluntarios, así como un helicóptero, estaban buscando a la desaparecida Nóra Quoirin. Sin embargo, no se hallaban evidencias de un secuestro. El policía explicó además que los perros de búsqueda tampoco pudieron encontrar pistas sobre la menor, residente en Londres.

Meabh Jaseprine Quoirin y Sebastien Quoirin, padres de Nora, hablan junto a policías que participan en la búsqueda de su hija. | Fuente: Policía de Malasia (vía AFP)

¿Desaparición o secuestro?

El sábado, los padres reafirmaron sus sospechas sobre un secuestro y lamentaron que la Policía haya seguido investigando el caso solo como una desaparición.  En un comunicado difundido ese día, la pareja señaló que su hija Nora tenía una discapacidad de desarrollo y aprendizaje, y también malformaciones físicas que le impiden moverse con facilidad. “No es como otros adolescentes, no es independiente y no va a los sitios sola (...) Le gusta caminar con su familia, pero su equilibrio es limitado y tiene mala coordinación. Ella ha estado en Asia y otros países europeos antes y nunca se ha alejado o perdido", dijeron Meabh y Sebastián Quoirin.

La familia también agradeció en ese pronunciamiento la labor de los 260 oficiales que trabajaban para hallar a la menor y a los voluntarios que rastrean la reserva natural en Negeri Sembilan. Pero la búsqueda siguió sin dar frutos y, para el lunes, anunciaron una recompensa de 50 mil ringgit (unos 11,900 dólares), donados por un empresario anónimo, para quien dé información que sirva para encontrarla.  "Nora es nuestra primera hija. Ha sido vulnerable desde que nació. La queremos mucho y se nos está rompiendo el corazón. Pedimos a cualquiera que tenga información de Nora que nos ayude a encontrarla", dijo la madre en una conferencia de prensa. Para entonces, ya eran 353 las personas en la búsqueda.

El hallazgo

El martes, la Policía de Malasia anunció el hallazgo de un cadáver en un barranco a unos dos kilómetros del hotel donde estaba la menor antes de su desaparición. Todo indicaba que era el de Nora Quoirin. La familia acudió a la morgue para ver el cuerpo y para esperar el informe forense. Horas después, los padres de Nora identificaron el cadáver como el de su hija. Habían pasado 9 días desde su desaparición y un día desde que anunciaron la recompensa.

Este martes, la agencia EFE reportó que la Fiscalía de París (Francia), había abierto una investigación preliminar sobre la desaparición y la muerte de Nora en Malasia. La indagación fue abierta inicialmente el pasado viernes 9 de agosto bajo el cargo de secuestro y las pesquisas fueron encargadas a la Oficina Central de Represión de la Violencia contra las Personas (OCRVP). La apertura de una investigación en Francia es un procedimiento habitual en el momento en que hay víctimas francesas en el extranjero. (Con información de EFE)

Familiares de Nora en el hospital donde se identificó el cadáver de Nora. | Fuente: AFP

¿Qué opinas?