La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que en los últimos cinco días fallecieron 81 personas en Yemen, debido a la ola de violencia desencadenada por grupos tribales opositores frente a los que permanecen fieles al régimen de Alí Abdalá Saleh.

El portavoz de la OMS en Ginebra, Tarik Jasarevic, indicó además que los pasados días 18 y 22 en Sana y Taiz, 980 personas resultaron heridas, cifra que está avalada por las autoridades de salud yemeníes y datos recogidos de diversos puestos médicos de avanzada.

Destacó la entrega con la que, en medio de estas difíciles circunstancias, están trabajando el personal médico y voluntario para proveer "día y noche atención a los que la necesitan".

Sin embargo, el portavoz advirtió que los hospitales, tanto públicos como privados, están trabajando hasta el límite de lo posible para poder atender a todos los heridos que llegan.

"Si el número de heridos sigue aumentando al mismo ritmo, las instalaciones sanitarias no serán suficientes", sostuvo Jasarevic.

EFE