Wikimedia

 

Estados Unidos aún no se recupera de la crisis de 2008 y evidencia de eso son los persistentes índices de desempleo. Para graficar esta situación, la revista especializada en temas económicos, Forbes, elaboró un ránking de las ciudades de EE.UU. donde es más complicado conseguir trabajo.

Miami lidera la relación de las peores ciudades donde buscar empleo, debido a que en esta ciudad del estado de Florida por cada oferta laboral hay 4,37 postulantes, de acuerdo a la publicación estadounidense.

Seguidamente aparece Los Ángeles, en California (3,48); Riverside también, en California (3,25); Las Vegas, en Nevada (3,10); Detroit, en Michigan (2,75); Sacramento, en California (2,70); y Memphis, en Tennessee (2,33).

Del mismo modo, Rochester, en Nueva York (2,31); San Luis, en Missouri (2,12); y Orlando, en Florida (2,11).

Pese a la complicada situación económica, el desempleo en los Estados Unidos descendió a 8,6% de la población en noviembre último al generarse 120.000 nuevos puestos de trabajo.