Neoyorquinos que no evacuen por huracán serán multados con 500 dólares

Corresponsal de RPP Noticias informa que alcalde Michael Bloomberg se muestra más severo en su llamado a los habitantes para que protejan sus vidas ante la llegada del ciclón ´Irene´.
Actualidad
00:00

Las autoridades neoyorquinas multarán con 500 dólares a sus residentes que no acaten el plan de evacuación ante la llegada del huracán “Irene”. Incluso el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, fue más severo en su llamado: no sean tontos, tienen que irse.

Así lo informó la corresponsal de RPP Noticias, Blanca Rosa Vílchez, quien cubre las incidencias de este fenómeno natural que se acerca a las costas estadounidenses.

“Los momentos que vivimos es de calma antes de la tormenta. Las personas que han vivido un ciclón cuentan que el día anterior (de la llegada del huracán) es un día precioso, soleado, mucho calor y muy húmedo. Es lo peor que pueda pasar porque se prevé un huracán más fuerte”, contó a través de un enlace telefónico.

Contó, además, que la evacuación ha priorizado a los pacientes de los hospitales. “Han sacado a cuatro ancianos, que habían sido operados, por su estado grave de salud”, precisó la periodista.

(GALERÍA: Estadounidenses se preparan para impacto de huracán Irene)

Respecto a los demás residentes, manifestó que tienen problemas para alojarse en las viviendas de sus parientes, porque es costumbre que los habitantes de Nueva York vivan solos, por lo que sus familiares residen en otros estados o fuera del país. Aún así centenares de personas han ocupado los 350 centros de refugio que fueron habilitados.

Conformen pasan las horas, las autoridades convocan insistentemente a sus pobladores a evacuar, sobre todo de las zonas más bajas como la isla de Manhattan.

(LEA MÁS: Obama declara estado de emergencia en Nueva York por llegada de ´Irene´)

“El alcalde pidió que evacúen de manera obligatoria. Hace unos minutos, fue mucho más fuerte y les dijo: no sean tontos, se tienen que ir”, comentó Blanca Rosa Vílchez.

La periodista narró también que la peor experiencia que le tocó vivir con relación a un ciclón fue en 1984 cuando asoló el huracán "Gloria".