OIT
La OIT propone "transformar los empleos para poner fin a la pobreza". | Fuente: Facebook/International Labour Organization

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que se necesitan unos 600.000 millones de dólares anuales, o lo que es lo mismo cerca de 10 billones de dólares en los próximos tres lustros, para erradicar la pobreza extrema y moderada a escala mundial de aquí a 2030.

10 billones en quince años. Estos son los cálculos que aparecen en el informe "Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2016-Transformar el empleo para erradicar la pobreza", presentado por la OIT. "Los 10 billones en quince años es la diferencia entre los ingresos que la gente tiene hoy y los que debería tener para escapar de la pobreza. Si hiciéramos una transferencia directa de dinero, ese sería el monto necesario", afirmó en rueda de prensa el director general de la OIT, Guy Ryder.

Empleo digno. No obstante, dijo, para lograr una reducción de la pobreza lo mejor es la creación de empleo digno. "Lo importante aquí es tener claro que acabar con la pobreza no se logrará solo con transferencias sociales, sino que lo que claramente tenemos que hacer es promover oportunidades de trabajo digno", subrayó.

World Employment and Social Outlook - Transforming Jobs to End...

A lack of decent jobs could put the 'No Poverty' Goal of the 2030 Agenda for Sustainable Development at risk. See why quality jobs are essential to reaching the Global Goals for Sustainable Development.

Posted by International Labour Organization on jueves, 19 de mayo de 2016
"Lo importante aquí es tener claro que acabar con la pobreza no se logrará solo con transferencias sociales, sino que lo que claramente tenemos que hacer es promover oportunidades de trabajo digno", subraya la OIT. | Fuente: Facebook/International Labour Organization

Reducción de la pobreza ha sido desigual. El texto alerta de que el déficit mundial de empleos de calidad y el deterioro de las condiciones económicas en el mundo amenazan con anular décadas de progresos en materia de reducción de la pobreza. "El progreso alcanzado en reducción de la pobreza ha sido desigual y es muy frágil", recordó Ryder.

Países emergentes y en vías de desarrollo. Según los últimos datos disponibles, el 36 por ciento de la población de los países emergentes y en vías de desarrollo vive en la pobreza, con ingresos diarios inferiores a los 3,10 dólares. El estudio concluye que "el problema de la pobreza crónica no puede resolverse sólo a través de transferencias de ingresos. Son cruciales más y mejores empleos para alcanzar este objetivo".

EFE

Sepa más: