La Policía detuvo a la madre Ramona Perla, de 37 años, el padrastro Julián Agripino, un ex albañil de 65 años, y Juan Bautista Rotela Domínguez, dueño de la casa. | Fuente: Twitter: @mauroszeta

Los padres de una joven de 15 años decidieron establecer un escabroso acuerdo con el dueño de la casa que alquilaban para vivir gratis: permitir al propietario que abusara sexualmente de la menor.

Los hechos ocurrieron en la ciudad argentina de Bernal, provincia de Buenos Aires. El infierno de la adolescente terminó luego de que fuera rescatada por la Policía tras la denuncia realizada por una de sus tías.

Según la información recogida por Infobae, la madre biológica y el padrastro utilizaban a la menor como moneda de cambio para no pagar alquiler y permitían que el dueño abusara de la adolescente. Ella también sufría abusos sexuales por parte de su padrastro.

La Policía detuvo a la madre Ramona Perla, de 37 años, el padrastro Julián Agripino, un ex albañil de 65 años, y Juan Bautista Rotela Domínguez, dueño de la casa. Todos de nacionalidad paraguaya.

El propietario de la casa y el padrastro de la adolescente afrontarán cargos por el delito de abuso sexual, mientras que la madre será acusada por facilitación de la prostitución. La Policía maneja la información de que la madre entregaba a su hija bajo amenazas.

La adolescente, que brindó declaraciones a la fiscalía especializada en delitos sexuales, se encuentra actualmente bajo el cuidado de personal de Protección a la Niñez de Florencio Varela. Las investigaciones están por determinar un posible aborto de la joven tras quedar embarazada de uno de sus agresores.


¿Qué opinas?