Presentan cargos contra dos informáticos de la empresa de Bernard Madoff

Se les acusa de conspiración y falsificación contable de documentos, que ayudaron a Madoff a atraer enormes cantidades de dinero.
Foto: EFE
Dos informáticos que trabajaban con el financiero estadounidense Bernard Madoff fueron acusados el miércoles formalmente por las autoridades de este país de colaborar en la mayor estafa financiera de la historia, una implicación que podría suponerles hasta treinta años de prisión.

El fiscal federal de Nueva York Preet Bharara informó hoy de que Jerome O"Hara y George Pérez, de 46 y 43 años, respectivamente, han sido acusados de conspiración y falsificación contable de documentos para ayudar a Madoff a mantener una estructura financiera con la que lograba atraer enormes cantidades de dinero con la falsa promesa de invertirlo y obtener importantes rentabilidades.

En realidad lo que hacía Madoff a través de su firma de inversión era pagar los intereses prometidos a sus clientes con los nuevos fondos que iba recaudando, hasta que éstos dejaron de llegar a raíz de la crisis financiera y la escasez de liquidez, lo que causó el derrumbe de una pirámide fraudulenta que el propio financiero cifró en unos 65.000 millones de dólares.

Los programadores, que fueron detenidos por el FBI el pasado noviembre, empezaron a trabajar para Madoff a principios de los años 90, y se encargaban de desarrollar y mantener los programas informáticos de la empresa, que, por el hecho de ser una correduría y firma de inversión, estaba obligada a mantener un registro detallado de sus operaciones.

El fiscal detalló en un comunicado que entre 2003 y 2008 la compañía fue objeto de al menos cinco revisiones por la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos y de una firma de contabilidad europea.

"Como parte de los esfuerzos de Madoff y (su director financiero) Frank Dipascali para engañar a la SEC y a la firma europea, O"Hara y Pérez desarrollaron y mantuvieron programas informáticos que generaban numerosos registros contables falsos y fraudulentos", agregó.

Según Bharara, los dos sabían lo que hacían y eran conscientes de que con su ayuda se estaba generando información falsa. EFE