Foto: EFE

La Comisión de Información británica (ICO), organismo supervisor de la intimidad de las personas, investigará a Google después de que la empresa admitiese haber copiado códigos y correos informáticos al tomar fotografías para su servicio "Street View" (callejero visual).

Así lo informa la prensa británica, y dice que la comisión llevará a cabo la investigación tras un informe hecho en Canadá de que la empresa supuestamente violó la intimidad de miles de canadienses, mientras otros casos similares se dan en otros países.

Un portavoz de ICO afirmó que se evaluará toda la información privada recogida por Google en el Reino Unido antes de decidir las medidas necesarias que haya que tomar.

Google admitió este problema después de que la comisión de la privacidad de Canadá descubriera que la empresa había capturado información personal muy sensible con su callejero visual.

Los temores sobre esta situación surgieron en mayo pasado, cuando la compañía afirmó que esa actividad era "fragmentaria".

En un comunicado, Google, con base en California, aceptó que en algunos casos correos electrónicos completos y sus códigos habían sido recogidos, pero su vicepresidente, Alan Eustace, se comprometió a borrar lo antes posible esta información. EFE