Foto: EFE
El empresario surcoreano Park Yong-oh, ex presidente del grupo Doosan, la mayor compañía de industria pesada del país, se suicidó hoy en su vivienda de Seúl, informó la agencia local de noticias Yonhap.

Park, de 72 años, fue presidente de Doosan, décimo conglomerado surcoreano, entre 1996 y 1998, y había sido nombrado en 1996 caballero de la española Orden de Mérito tras ocupar la presidencia del Comité de Cooperación Económica para Corea del Sur y España.

Según la policía, Park se ahorcó en su casa y, aunque fue trasladado a un hospital de Seúl, los médicos no pudieron hacer nada por su vida.

La policía trata de esclarecer las circunstancias en las que el empresario puso fin a su vida.

Park vivió un conflicto familiar en el 2005 cuando su hermano menor, Park Yong-sung, ex miembro del Comité Olímpico Internacional, se puso al frente de la compañía tras una reestructuración de la misma.

Además, el empresario surcoreano había sido condenado en 2007 a tres años de prisión en suspensión por haber creado fondos ilegales para sobornar a políticos.

En la actualidad, Park ocupaba el cargo de presidente de la constructora Sungjee.

EFE