La jueza Sonia Sotomayor, aspirante a ocupar la vacante en el Tribunal Supremo de EE.UU., afirmó hoy que para ser un magistrado eficaz hay que tener "una mente abierta", durante su audiencia de confirmación en el Senado.

Sotomayor, que de ser confirmada se convertiría en la primera hispana en el Supremo de EE.UU., abrió hoy la segunda sesión de la audiencia, después de que la primera jornada, el lunes, se dedicara principalmente a las intervenciones de los senadores.

El presidente del Comité Judicial, el demócrata Patrick Leahy, abrió la jornada de hoy, que estará dedicada a preguntas y respuestas, abordando directamente la declaración más controvertida de Sotomayor.

Se trata de un discurso de 2001 en el que la magistrada dijo que una jueza latina "sabia" podría llegar a una conclusión mejor en sus dictámenes por la riqueza de su experiencia que un hombre blanco que carece de ella.

Comentaristas republicanos han llegado a llamarla "racista" por esta declaración, sobre la que Sotomayor no había hecho ningún comentario público hasta hoy.

"No creo que ningún grupo étnico o racial tenga una ventaja a la hora de hacer buenos juicios", dijo Sotomayor, quien afirmó que "el contexto" de sus comentarios "había creado un malentendido".

"Cualquier persona tiene la misma oportunidad de ser un buen juez", recalcó.

Sotomayor también destacó la importancia del derecho de portar armas, otro área en la que los republicanos la han criticado, pues temen que restrinja ese derecho, que está recogido en la Constitución.

La jueza también se refirió a una sentencia que ella adoptó el año pasado junto a otros dos jueces del tribunal de apelación en la que apoyó la decisión de anular los resultados de una prueba de ascenso del departamento de bomberos de New Haven porque ningún negro la aprobó.

Sotomayor destacó que en ese caso la sentencia "se basó en los precedentes" y que versaba sobre si la prueba era adecuada y no se trataba de determinar cuotas de empleo para los negros.

Los republicanos han puesto en duda la neutralidad de Sotomayor y han sugerido que podría inclinarse a favor de las minorías si gana la novena silla de la máxima corte del país, que está vacante tras la jubilación de David Souter. EFE