Tren se descarrila y mueren al menos 60 personas en el Congo

Se desconocen aun las razones del accidente, considerado entre los más graves registrados en la historia del ferrocarril de este país de África central.
Foto: EFE (referencial)
Al menos 60 personas murieron en el accidente del tren que se produjo anoche en el sur de la República de Congo, según un balance provisional del número de víctimas publicado hoy por las autoridades administrativas de Pointe Noire, la ciudad principal del área.

Según las mismas fuentes, citadas por radio "África Nº 1", en el accidente resultaron heridas de gravedad unas 80 personas -mientras otras 200 registran heridas leves- y todas ellas han sido ingresadas en los dos hospitales de Pointe Noire, la capital económica y segunda ciudad de la República de Congo.

El tren de la compañía Ferrocarriles del Congo-Océano (FCOC), que hace la ruta de Brazzaville, la capital congolesa, a Pointe Noire descarriló entre las localidades de Bilinga y Tchitondi, a unos 60 kilómetros de Pointe-Noire, y cuatro vagones cayeron a un barranco .

Se desconocen aun las razones del accidente, considerado entre los más graves registrados en la historia del ferrocarril de este país de África central, aunque no se descarta que el convoy se desplazaba a alta velocidad cuando se salió de los rieles.

El 10 de enero de 2010 alrededor de cincuenta personas murieron y otras cien resultaron heridas en Mvoungouti, a 400 kilómetros de Brazzaville, cuando un tren de cargas chocó contra otro convoy detenido en la estación de la localidad y descarriló.

El ferrocarril desde Ponte Noire constituye la vía más importante de comunicaciones para Brazaville, que recibe a través de él todas sus importaciones, como así también para la vecina República Centroafricana, que no tiene salida al mar.

La construcción del ferrocarril Congo-Océano, entre 1921 y 1934, costó la vida a entre 15.000 y 30.000 trabajadores, según diferentes historiadores, que atribuyen las muertes a las enfermedades tropicales y las precarias condiciones de trabajo impuestas por la entonces administración colonial francesa del Congo. EFE